jueves, diciembre 22, 2016

LO QUE SÍ DEBEMOS HACER ANTE UNA MUJER VÍCTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO

  • Creer lo que nos  relata sin cuestionarlo 
  • Animarla  a hablar sobre la situación de maltrato, sin presionarla ni forzarla 
  •  Respetar la confidencialidad de los hechos
  •   Escucharla con atención sin entrar en juicios de valor
  • Transmitirle que sus reacciones en esas circunstancias son normales, que tiene derecho a sentirse como se siente
  •  Hacerle saber  que no está sola y que otras mujeres están pasando por situaciones similares a la suya y que el maltrato tiene salida
  • Transmitirle el mensaje de que lo ocurrido no es culpa suya, que ella no es responsable del maltrato
  • No mostrar un interés excesivo y recurrente en aspectos muy íntimos de la agresión  
  • Indicarle  expresamente que no pretenda cambiar el comportamiento del agresor
  • Hacerle saber que ni las disculpas ni las promesas del maltratador van a mitigar o hacer desaparecer la violencia. 
  • Dejarle el tiempo que necesite para tomar sus propias decisiones. Dejar que ella marque los tiempos y manifieste expresamente qué quiere hacer. Al mismo tiempo recordarle que puede estar en una situación de riesgo
  • No retirarle el apoyo por la tardanza en la toma de decisiones, ya que puede no estar preparada para hacer cambios fundamentales en su vida
  • Proporcionarle y/o ayudarle a buscar  los recursos necesarios para su protección y recuperación, dependiendo de cada caso 



miércoles, diciembre 21, 2016

LO QUE NO DEBEMOS HACER ANTE UNA MUJER VÍCTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO

  •  Juzgarla conforme a nuestro particular criterio por muy razonable que sea
  • Decirle lo que debe hacer o cuando debe o no abandonar al agresor
  • Tomar decisiones sin el consentimiento y/o autorización previos de la víctima 
  • No respetar las decisiones que ella tome excepto si observa una situación de riesgo inminente
  • Caer en el error de reforzar la conducta de regreso a la situación de peligro
  • Ofrecer a la víctima una falsa seguridad
  • Minimizar el problema y el riesgo
  •  Precipitar la toma de medidas de urgencia. Esto puede provocar rechazo en la víctima y un abandono de la iniciativa de pedir ayuda
  • Realizar  conductas de venganza en nombre de la víctima, o inducir a ello. Las consecuencias del comportamiento del agresor serán dictadas exclusivamente por la Justicia.
  •  Mostrar una actitud de excesivo interés por los detalles de la agresión que la víctima no quiera comentar en ese momento
  • Utilizar  el consuelo y/o  consejos gratuitos de forma inadecuada con el objetivo de tranquilizar a la víctima
  • Abrumar  a la víctima con excesiva información 


domingo, diciembre 18, 2016

LA VIOLENCIA DE GÉNERO. REGLAS A TENER EN CUENTA

IGUALDAD
La igualdad no es solo una palabra de moda.  La igualdad es un derecho. Por tanto, debe ser  una actitud ante la vida en general y en la pareja en particular.
Recuerda siempre que una cosa es que hombres y mujeres sean por naturaleza, diferentes y otra muy distinta que sean socialmente desiguales. 
En la relación de pareja hay que buscar  siempre,  el equilibrio.

AUTOESTIMA
Cultiva y trabaja tu autoestima personal como un valor fundamental que siempre ha de acompañarte. Una autoestima óptima y un saludable autoconcepto, serán sin lugar a dudas,  las mejores armas contra la violencia machista.

NO AL MACHISMO
El machismo es la semilla donde germinan los malos tratos a las mujeres. Hay manifestaciones machistas muy claras y manifiestas y hay otras soterradas, camufladas, disimuladas….son los llamados micromachismos.  A lo largo de tu vida te vas a encontrar con los dos. Identifícalos y recházalos siempre, vengan de donde vengan. 

NO A LA VIOLENCIA
La violencia es despreciable en cualquier situación, en cualquier caso, en cualquiera de sus manifestaciones, pero recuerda que la violencia hacia la mujer tiene características específicas, diferentes del resto de las violencias, que tienes el deber como mujer y como persona de conocer para identificarla y prevenirla y/o combatirla.

NO A LA CULPA 
La culpa es un sentimiento muy negativo y destructor. No permitas jamás que nadie te haga sentir culpable por nada. Recuerda que toda culpa espera un castigo, por eso, es uno de los sentimientos más potenciados por el maltratador.

VIVIR EN UN MUNDO REAL 
Vive y acepta con dignidad el mundo real en el que vives y considera un deber trabajar por mejorarlo y nunca olvides que las princesas y los príncipes solo habitan en los cuentos.
Que los sueños no nublen nunca tu capacidad de razonamiento.

PEDIR AYUDA 
Es la séptima regla. Si a pesar de todo lo anterior, te ves atrapada en esa especie de tela de araña del maltrato, de la que no puedes escapar sola, pide ayuda.  Hay situaciones muy complejas donde una mujer puede sentirse perdida, confundida, paralizada.
Busca ayuda, porque la salida siempre es posible. Solo hay que buscar la más adecuada a tu situación. 
Recuerda que el punto y final lo tienes que marcar tú. 




sábado, noviembre 26, 2016

26 DE NOVIEMBRE. EL DÍA DESPUÉS

En un día como el de ayer, reconozco haberme emocionado profundamente con las múltiples manifestaciones contra la violencia de género a lo largo y ancho del país. Y eso es muy bueno, que la gente se mueva, que se salga a la calle, que se grite alto y claro que estamos en contra de la violencia hacia la mujer en cualquiera de sus manifestaciones. Algo impensable hace apenas una década, donde quienes nos dedicábamos a esto, teníamos que justificarnos o andar medio a escondidas, porque socialmente eran acciones reprobables y muchas veces irrisorias.  
Y es justo reconocer que algo ha cambiado o mejor dicho, que muchas cosas han cambiado a favor de la mujer. Pero los logros, los avances, no se han conseguido solo con salir a la calle cada 25 de noviembre. Esto se ha conseguido por las reivindicaciones individuales y colectivas mantenidas en el día a día, por el continuum y por no creer solo aquello que ven los ojos o escuchan los oídos.
Desde estas líneas, si me lo permitís, quiero transmitir la necesidad de que nadie se llame a engaño. Que nadie se crea que es suficiente el clamor popular de un día. Que nadie piense que el camino ya está recorrido. Que nadie se obnubile con las magníficas y estudiadas palabras de los discursos oportunistas. Que nadie se deje encandilar por el destello de los oropeles.
Porque el patriarcado sigue ahí, fuerte y resistente, camuflado y tramposo y -como no podía ser de otra manera- extraordinariamente interesado en mantener sus prebendas, sus privilegios.
Nuestra demanda no ha terminado. Cada día, cada minuto ha de ser de reivindicación, de búsqueda y defensa de nuestros derechos y de apoyo a otras mujeres. Pero ante todo, ha de ser real, ha de ser auténtica, ha de ser de verdad. 
No basta con un día. 

jueves, noviembre 24, 2016

MILES DE MARIPOSAS Y UN POEMA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

La foto, del colectivo de ciudadanas feministas de Chiclana de la Frontera (Cádiz). El poema, de Arjona Delia  una mujer muy comprometida con la violencia de género y que reside al otro lado del océano. 



NO PODRÁN CALLAR LAS VOCES

Ante crímenes atroces,
¡no podrán callar las voces!
de la gente al reclamar.
¡No queremos más violencia!
de los hombres sin conciencia,
"Ni una menos" proclamar.


Que no existan más esclavas,
que no le arranquen sus alas,
¡que las dejan sin volar!
Y que no asfixien sus sueños,
porque ellos no son los dueños
de su cuerpo y su pensar.


¡No podrán callar las voces!
que haya leyes más veloces,
¡y a la mujer protección!
A los que sean violentos,
y no tengan sentimientos,
¡que terminen en prisión!


Que se escuchen fuertes voces,
y que las madres no lloren,
¡porque su hija ya no está!
Que las leyes los condene,
“Ni una menos” que resuene,
¡así nadie callará!


Que se tomen las medidas,
¡está en juego nuestras vidas!
el derecho a la igualdad.
Que seamos respetadas,
nuestras voces escuchadas,
¡y vivir en libertad!

domingo, noviembre 20, 2016

¿POR QUÉ SE LLAMA VIOLENCIA DE GÉNERO EL MALTRATO A LA MUJER ?

Definición de género: Es lo que nos define como masculino o femenino. Es una construcción social, una marca cultural. Es un hecho variable, dependiendo de lo que en cada época, sociedad y cultura se considere que debe ser un hombre y qué una mujer. El género atribuye a uno y otro sexo un conjunto de símbolos, de pautas de comportamiento, de estéticas, de normas, etc. que determinan las interrelaciones entre ambos. 

Se llama violencia de género porque es un tipo de violencia muy concreta, especifica con características propias que la hacen diferente de otro tipo de violencia. Es una violencia que va exactamente del hombre hacia la mujer por el mero hecho de serlo, es decir, porque es mujer.  Es la violencia del género masculino contra el género femenino. Aquí el agresor usa su violencia contra la mujer con una intencionalidad con la que no actuaría contra un hombre.

Esta violencia tiene su origen en la tradicional e histórica cultura patriarcal y machista que favorece y respalda la superioridad del hombre sobre la mujer, de lo masculino sobre lo femenino.

La violencia de género no es un fin en sí misma, sino la herramienta, el medio del que se vale el machista violento para conseguir el dominio, la imposición, la supremacía, el control sobre la mujer por lo que cada acción lleva un mensaje implícito. Es un maltrato no solo de castigo, sino de aleccionamiento. Es la forma que el machismo tiene de "educar", de "corregir" a la mujer que no acata la superioridad de lo masculino.

La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, reguladora de esta materia, se aprobó en el Pleno del Congreso de los Diputados en la sesión celebrada el 22 de diciembre de 2004, y se publicó en el Boletín Oficial del Estado de 29 de diciembre de 2004. 
Esta Ley fue aprobada por todos los partidos políticos con representación parlamentaria, lo que es indicativo de su trascendencia social.      

CARACTERÍSTICAS ESPECIFICAS DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO                                                                                                                                                                
LA VIOLENCIA DE GÉNERO: IDENTIFICACION Y PREVENCIÓN

miércoles, noviembre 09, 2016

MACHISTA PERVERSO y NARCISISTA. CARACTERÍSTICAS

  • El sujeto machista perverso narcisista tiene fuertemente interiorizados los principios tradicionales de la ideología machista y para mantenerla viva, pone en práctica una serie de estrategias perversas muy dañinas dentro del entorno de la pareja. Puede encontrarse absolutamente en todos los sectores de la sociedad, sin excepción, aunque en unos sea más visible que en otros.
  • Tiene graves problemas de autoestima y elevada frustración personal. El autoconcepto es también muy bajo por simple coherencia con la autoestima.
  • Su comportamiento no es ocasional, espontáneo, producto de un arrebato. Es una violencia fría, metódica, premeditada, con estrategia y es, además,  periódicamente renovada y mantenida en el tiempo.
  • Su conducta es de castigo y de refuerzo, de apego y rechazo. Es una peligrosísima táctica que mezcla adecuada y convenientemente maltrato con afecto, creando así un fuerte vínculo de apego y dependencia víctima-agresor.
  • Muy egocéntrico todo debe girar a su alrededor, todo se debe centralizar en sí mismo. Posee una grandiosidad exagerada, se cree especialmente importante por encima de cualquier persona y esto lo manifiesta especialmente con su pareja.  Se atribuye cualidades y dones especiales e incluso mágicos.
  • Necesita aprobación y/o alabanza de forma continua, reiterada, sin tregua. Tiene una necesidad imperiosa de sentirse aceptado, aprobado y admirado. Considera que merece cariño y un profundo respeto por parte de los demás, sin sentirse obligado a corresponder. Le exige respeto a su pareja en el sentido más literal y sublime del término.
  • Muy arrogante. Carece de empatía y de emociones. Es insensible y desconfiado y es absolutamente incapaz de ponerse en el lugar de su pareja y compartir sus sentimientos, de comprender su realidad.
  • La mentira compulsiva y sistemática es su máxima competencia. Suele llevar una doble vida y rehace su vida privada con facilidad porque se hace pasar por víctima.
  • Especialmente envidioso, el machista perverso narcisista tiene la constante sensación de que los demás poseen aquello de lo que él carece, que es todo. Sin embargo, cree que los demás sienten envidia de él. Aunque antepone la lógica a los sentimientos, siente una profunda envidia hacia las personas que tienen capacidad de empatía y/o son emocionalmente abiertos y sociales. Intolerante a las críticas. Se siente ofendido con facilidad.
  • Rechaza la comunicación directa, deforma el lenguaje y el contenido, utiliza el sarcasmo y el silencio para burlarse de la otra persona y privarla de la posibilidad de expresión. Utiliza la paradoja, descalifica e imponer su autoridad. Usa todos los elementos que caracterizan la comunicación perversa.
  • Es muy hábil para seducir, embaucar y especialista en mantener el misterio incluso en los asuntos más simples. Así se siente más interesante y así es como atrapa la atención de  su pareja, haciendo de ella su principal víctima aunque no sea la única. Es increíblemente bueno mintiendo.
  • Otra de sus características es su capacidad inventiva; es la creatividad al servicio del abuso psicológico, revelando una imaginación perversa y obsesiva. Tienen la necesidad de avergonzar y humillar con la finalidad de hacer desaparecer su propia vergüenza y humillación.
  • Es especialista en humillar,  desvalorizar,  denigrar, culpar y manipular. Digamos que es todo un maestro en demoler la autoestima de su víctima. Celoso patológico, acosador, dañino y es capaz de generar dolor de manera continuada en su víctima. Goza, disfruta y se fortalece al hacer sufrir, hacer dudar, someter y destruir.
  • Nunca tiene sentimientos de culpa pero es maestro manipulando este sentimiento en los demás, especialmente en su pareja.
  • Considera que su pareja  está ahí para satisfacer sus necesidades. No titubea en manipularla y en tratarla  como un objeto a su disposición para obtener beneficio.
  • Niega y oculta sus sentimientos de depresión, su tristeza, incluso a su pareja,  como reacción a cualquier trauma no superado que hayan podido sufrir. Al mismo tiempo adora esa imagen de sí mismo inflada, falsa, sobrevalorada que proyecta al exterior.
  • Irradia una falsa imagen de seguridad en sí mismo incluso de ternura y puede ser capaz de convencer a otras personas de que no hay nadie mejor que él. Busca el triunfo por el triunfo mismo. No tolera el fracaso y esto puede llevarlos a veces a no arriesgarse, aunque tampoco se arriesga porque es esencialmente cobarde.
  • Es tragicómico en su esencia personal. Usa el discurso contradictorio y ambiguo como medio habitual de diálogo. Su inteligencia es estratégica. Destruye con sonrisas.
  • El machista perverso narcisista vive el sexo como una cuestión primordial en su vida. Necesita manifestar su hombría en toda su extensión,  necesita resaltarla de forma notable y continua. Es como si a veces dudara de su condición  y tuviera necesidad de demostrar cuan hombre es. Es habitual que mantenga al mismo tiempo relación afectiva con dos o más mujeres ya sea de forma abierta u oculta.  No es extraña su relación perversa con menores de edad.
  • La actuación del perverso no finaliza con el cese de la relación. Su rígida estructura mental no concibe que su pareja lo rechace, que la mujer rechace al hombre. Nunca acepta esa situación que lleva como un fracaso, como una derrota personal. Por un lado porque considera que solo él está autorizado a dirigir la relación, por otro porque este abandono lo vive como una catástrofe emocional, como una tremenda herida a su narcisismo.


viernes, octubre 28, 2016

UNA DENUNCIA FALSA

Cuando leí la noticia, me vino a la mente aquella frase de Groucho Marx "Que se pare el mundo que yo me bajo"
Si es verdad que la mujer de Bembibre simuló lo que denunciaba, aparte de haber incurrido en un delito, ha hecho mucho daño a muchas mujeres víctimas y nos ha hecho retroceder un poco a todas en general. He dedicado muchas horas de mi vida a este tema y me duele tremendamente como desde los medios de comunicación y la sociedad en general se dispara a todo lo femenino que se mueve.
Pero este hecho, por lamentable que sea, no exculpa a ningún maltratador ni hace menos víctima a ninguna víctima.
Este hecho lo que demuestra es que en materia de violencia de género, se juzga muy a la ligera; que no se investiga lo suficiente, que no se llega más allá de la mera apariencia y que no hay tantos profesionales como se dice, ni tan formados, ni tantos medios,  atendiendo estas situaciones.
Que esto puede dar como resultado un hombre (en este caso, maltratador con sentencia) injustamente condenado? Naturalmente. Y cuantos maltratadores quedaron sin condena precisamente por la falta de investigación, por la falta de pruebas, por la falta de profesionales, por falta de un auténtico compromiso con la causa?
Una vez más recuerdo las palabras del profesor Lorente Acosta “En materia de violencia de género, nada es lo que parece”
Es muy difícil mantener el equilibrio emocional y la cordura cuando una es víctima de maltrato mantenido en el tiempo. He conocido a más de una mujer, absolutamente desesperada, bordeando la locura, en los límites del suicidio, acosada, sin saber cómo quitarse al “bicho” de encima, sola y sin una respuesta judicial práctica y definitiva.
No es mi intención justificar a nadie. Pero si en este caso, la mujer actuó motivada por la desesperación que produce verse en un callejón sin salida, lo que ha sobrevenido, no es tan simplista como parece, ya que estaríamos contribuyendo a un maltrato redoblado, a la auténtica consolidación de su maltrato. 
Esto daría como resultado una víctima mucho más víctima y un agresor victorioso y fortalecido. Es esto lo que queremos conseguir???

sábado, septiembre 03, 2016

LA VIOLENCIA DEL MACHISTA

Cuando el maltratador percibe la independencia, la libertad de su pareja como excesiva e insoportable o lo que es lo mismo, un cuestionamiento de su autoridad, de su omnipotencia, de su poder, manifiesta su violencia. Emplea la violencia porque es lo único que compensa su propia incapacidad, su propio miedo, su temor, su falta de compromiso para saber vivir de otra manera, natural, libre,  con responsabilidad y capacidad de amar. 


“Crear vida requiere ciertas cualidades de que carece el individuo impotente. Destruir vida requiere solo una cualidad: el uso de la fuerza. El individuo impotente, si tiene una pistola, un cuchillo o un brazo vigoroso, puede trascender la vida destruyéndola en otros o en sí mismo. Así se venga de la vida porque esta se la niega. La violencia compensadora es precisamente la violencia que tiene sus raíces en la impotencia, y que la compensa. 
El individuo que no puede crear, quiere destruir…” Erich Fromm.

martes, agosto 02, 2016

DEJAR AL MALTRATADOR

A Rocío y a todas las mujeres que un día deciden alejarse del maltratador
DEJAR AL MALTRATADOR (I)

He sabido que, finalmente, has decidido alejarte de esa hiena salvaje que es tu maltratador
Te felicito por ello. Te felicito de todo corazón. 
Sabes? Eres muy valiente.
Sé que no es fácil. O mejor dicho, se lo difícil que es. 
Pero ya lo has hecho y eso te engrandece como persona y como mujer. 
Porque es como decidir apartarte de una vorágine de destrucción,  alejarte del mal y de lo que huele a podrido; de todas las miserias y sufrimientos inútiles. 
Es como decidir alejarte de tu propia muerte, es optar por la vida.

Sigue adelante, con firmeza, sin mirar atrás, aunque te duela y creas que se te rompe el alma en cada paso. 
Adelante, aunque tengas que renunciar a tus sueños. 
Adelante aunque ello tambien suponga perder algo. 
Adelante, pensando que este duro proceso que se abre ante ti es necesario. 
Piensa que muchas mujeres lo viven cada día y que somos muchas quienes te entendemos y te creemos sin  necesidad de entrar en explicaciones.
Aunque te duela, reconoce que te has equivocado; que el camino correcto es para el otro lado. 
Pero sabes una cosa? no es malo equivocarse. Es muchísimo peor, muchísimo más grave perseverar en el error y mantenerse en el engaño.
Es un paso importante el que has dado, el más importante de todos los pasos. 
También el más peligroso.
Por eso es necesario tomar medidas de protección aunque te parezcan exageradas.
Ahora se abre una etapa muy peligrosa: Su reacción. 
El bicho, como tu lo llamas, no va a soportar que seas tu quien tome la decisión, quien de el paso, quien decida sobre el futuro de los dos. 
Su respuesta puede ser fulminante.
Pero a ti no te asusta nada, verdad? , porque eres una mujer muy fuerte.
Y porque lo conoces. Lo conoces como nadie.

Primero lo intentará por las buenas, 
al no conseguirlo, lo hará por las malas, sin reparar en formas.
Pero no minimices nunca tu riesgo. 
La mente retorcida y perversa de un maltratador es capaz de recurrir a los más sofisticados recursos con tal de dañar.

Una vez,
escribí en este blog acerca de el contacto cero.
Es fundamental el contacto cero en estas circunstancias en que te encuentras: Cortar todos los vínculos,
directos e indirectos y evitar que te lleguen sus mensajes destructores,
su perversa influencia 
que siembre la duda en ti,
que interfiera en tu proyecto, o peor aún, 
que te haga retroceder.

Es un maltratador por tanto, lo que no ha conseguido engañándote, lo va a pretender conseguir por la fuerza.
No te veas a solas con él, bajo ningún concepto
La situación no es como tu sientas, 
ni como corresponde a la lógica o la realidad, 
sino como el la percibe. 
Lo que él percibe es con lo que te vas a enfrentar. 
Y él percibe tu separación como una catástrofe emocional. 
Y no te lo perdona, no te perdonará nunca lo que le has hecho. 
Es como si le hubieras arrebatado de golpe todos sus derechos, todos sus privilegios. 
Y ahora le toca convertirse  en víctima y como tal actúa. 

Mientras tanto, tú creerás que su imagen asoma por todas las puertas, por todas las esquinas.
Creerás verlo en cualquier sitio. 
Escucharás su voz aún sin estar presente. 
Los sueños de ayer, serán las pesadillas de hoy.
Porque su voz quedó grabada a fuego en tu mente, a base de tanto repetir siempre lo mismo, como una martilleante tortura. 
Y en algún momento pensarás que realmente estas tan loca como él decía. 
Y desearás su muerte.
Y te culparás y te sentirás mal por desearle la muerte.
Porque te enseñaron que la muerte no se le desea a nadie. 
Pero es que nadie sabe hasta donde llega la mente perversa del maltratador. 

Y es necesario que te desprendas de la culpa, 
de soltar la vergüenza.  
De reconocer sin complejos que te has equivocado. 
Que el miedo  no te paralice.
Mantente firme en tu idea, por más que te duela. 
Si deseas llorar, llora, si gritar, grita, si maldecir al mundo, hazlo, que tanto sufrimiento acumulado ha de salir al exterior por alguna parte.
Pero ni un paso atrás, porque ahora SÍ estás en la senda adecuada. 



DEJAR AL MALTRATADOR (II)

Vendrán sus promesas de cambio, 
sus juramentos, sus lágrimas y su arrepentimiento,  
su amor sin límites. 
Falso, todo falso. Mentira, todo mentira. 
Si hay algún cambio siempre será transitorio, 
porque en el fondo,  
siempre irá a más y a peor. 
Ya ha quedado suficientemente demostrado 
que los maltratadores no cambian. 
Porque no tiene soporte emocional para sostener su frustración, para sostener su propia existencia. 
Su vida es una mentira, una farsa y tu acabas de arrancarle la careta. 
No creas nada. 
Ya has podido comprobar infinidad de veces que miente como nadie. 
Y la extraordinaria habilidad que tiene para manipular las palabras y los hechos. 
Buscará la manera de herirte, 
sin reparar en medios ni en formas.
Usará todos los recursos personales y materiales que encuentre a su paso para destuirte. 
Te buscará, te perseguirá con rabia y odio, sin descanso. 
Te acechará como un lobo hambriento por las esquinas. 
Porque vive tu abandono como una traición. 
Y te culpará por ello. Y te culpará por todo. Como siempre. 
Pero ahora con más rabia, con más odio. 

Todos, absolutamente todos los maltratadores llaman a sus víctimas putas y locas. Preparate para oirlo. 
Porque tú no vas a ser la excepción. 
Te adjudicará amantes masculinos o femeninas, da igual porque lo que busca es herir.   
Se alimentará de tu miedo, de tu debilidad, de tu pena y tu vergüenza. No le des esa satisfacción.
El sabe que sin ti, va a deambular por la vida cargado de odio, de rencor, de resentimiento hacia  ti, hacia el mundo y hacia sí mismo. 
Y te busca para descargarlo todo contra ti
 y liberarse del peso de su propia carga que no soporta. 
Es un canalla, un traidor sin escrúpulos. 
Perverso y obsesivo.
Y cuando mas tranquilas estés, 
cuando menos lo esperes, 
cuando has creído que todo había terminado, que por fin te habías desprendido de él 
aparecerá nuevamente con fuerzas renovadas. 
Como si no hubiera pasado el tiempo. 
Como la hiena salvaje que es. 
Sin piedad, sin miramientos…. 
Caiga quien caiga.
Tratará de colarse de nuevo en tu vida por cualquier fisura que encuentre abierta. 
Aprovechará cualquier descuido.  
Tendrás la sensación 
de que está pegado a tu vida como una lapa de forma inseparable. 
En cierto modo es así aunque tú no quieras.
Es un machista violento, un maltratador, con sed de dominio, 
con ansia de poder que solo es capaz de obtenerlo robándoselo a otro. 
Controlador incansable. 
Miserable y ególatra. 
Ladrón de autoestima, de energía, de alegrías. 
Chupasangre, vampiro de emociones. 
Es un robavidas.
Pero no está loco. 
Los locos no seleccionan a sus víctimas, ni planifican al detalle, 
ni traman estrategias y argucias 
para sorprender a veces con precisión milimétrica.
No es un enfermo, aunque su comportamiento sea enfermizo. 
Le ocurre que necesita sentirse poderoso 
y cuando no tiene esa superioridad, la provoca. 
Todo de forma natural, porque actúa por convicción. 

Por eso, solo merece el lugar que le corresponde a los maltratadores.
No escuches sus palabras ni los mensajes que, 
de una forma u otra,  tratará de hacerte llegar, 
recurriendo para ello a quien haga falta, utilizando a quien haga falta. 
Porque sus mensajes están envenenados, 
son ruinosos, como todo lo que viene de él. 
Otras veces sus mensajes no tendrán otra intención que la de “darte que pensar” 
o como vulgarmente se dice, 
“comerte la cabeza”. 
No le des más valor que lo que es: un simple maltratador, una escoria humana que sobrevive a costa de otros.
Así seguirá siempre, 
hasta que se consuma  y se hunda dentro de su propia miseria, 
dentro de su propia mierda, víctima de sí mismo.



DEJAR AL MALTRATADOR (y III)

Un día creíste que era el príncipe azul que siempre soñastes, y que además, era inteligente. 
Un día te sentiste como una reina adorada y amada.
Un día creíste que te quería con locura porque te prometió un futuro a su lado brillante y feliz.
Hoy sabes que todo fue una fascinación, un espejismo.


Porque en realidad no pasa de ser un controlador, manipulador, falso y mediocre, un vulgar y despreciable machista violento. Embaucador y embustero, traidor. 
Y has descubierto que no te queda ni una sola razón para permanecer a su lado.
Porque has despertado, 
y has comprobado que el amor es otra cosa; 
que tú tampoco estabas enamorada….. 
Estabas anestesiada y llena de miedo.

Ahora tienes que dirigir todo tu esfuerzo a vivir, 
a recuperar la autoestima que te robó,
a sanarte, 
porque estás rota.
A volver a ser la persona que fuiste antes de que irrumpiera en tu vida 
como un huracán devastador. 
Verás como lo consigues
y te vas haciendo más grande, como mujer y como persona. 
Es muy bello ir superando etapas. 
Te sentirás tan bien como se sienten las personas vencedoras, 
las personas libres, las que han dejado atrás el lastre de una pesada carga.
Con toda la satisfacción de saberte  una superviviente.

A pesar de todo, 
llegarán días difíciles. 
Sentirás necesidad de arrancarlo de tu cabeza, de tu vida.  
Ahora mismo es imposible, 
pero te aseguro que llegará un día en que no será más que un mal recuerdo.
Tendrás dudas e inseguridades y retrocesos. 
En algún momento creerás morir. 
Te dominará la soledad y la pena. 
Y pasará mucho tiempo sin que seas capaz de encontrar respuestas que te convenzan. 
Sentirás que te duele el alma. 
Sentirás necesidad de reprocharle a la vida lo que te tenía reservado. 
Parecerá que la cabeza te va a saltar en pedazos. 
Vendrás muchos porqués? 
Pero no es momentos de buscar respuestas. 
Las respuestas llegarán solas, poco a poco.
Ahora es el momento de recuperarte, 
de quererte mucho, de quererte por encima de todas las cosas, 
de ser generosa e indulgente contigo misma 
porque lo que hoy ves como una derrota, 
como un fracaso, 
lo vivirás mañana como la mejor batalla de tu vida.

Cuando lo necesites, pide ayuda. 
Porque es una carga muy pesada para una mujer rota. 
Busca la ayuda de tus seres queridos,
de aquellas personas que te quieran sin condiciones, sin preguntas. 
Porque aunque siempre fuiste fuerte, ahora lo necesitas. 
Porque necesitas reconstruirte, repararte, unir todos los trozos de tu vida 
que han quedado dispersos como un jarrón de porcelana estrellado contra la pared.
Quiérete mucho, quiérete hasta la exageración. 
No te juzgues y mucho menos te condenes. Ya te condenó la vida al ponerte a este monstruo en tu camino.

Pasará el tiempo y un día verás que llega el sol a tu vida  

y las cosas van adquiriendo otro tono, que la vida va tomando color. 
Nunca olvides que con tus pasos, estás marcando tu historia personal y la historia de muchas mujeres. 
Y gasta todo tu esfuerzo en vivir, en vivir dignamente. Sin sometimiento, sin controles, sin cadenas, sin grilletes.
Llegará un día en que te felicitarás por ello, en que te sentirás muy orgullosa por lo que acabas de hacer. 
Y llegarán más días en que muchas mujeres te felicitarán por ello. 
En realidad, la sociedad te felicitará por ello.

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO