miércoles, febrero 19, 2014

A PROPÓSITO DE MALOS TRATOS

ESCUCHA MUJER...
♦ No te culpes: sólo él es el responsable de sus actos. La víctima eres tú.
♦ No te golpea por ser alta o baja, gorda o flaca, necia o inteligente, licenciada o analfabeta. Te golpea por ser mujer. La ruptura con tus redes sociales, especialmente familiares y amigos, facilita al violento su actuación.
♦ Tu autoestima es tu mejor arma, aférrate a ella y no permitas que te la arrebate.
♦ Lo que te está pasando le sucede a muchas mujeres en nuestro país y en el resto del mundo. Ocurre en todos los grupos sociales, sin distinción de edad, clase social, religión o raza.
Los maltratadores no sólo provienen de sectores marginales. Pueden ser abogados, periodistas, policías, médicos, jueces, políticos, funcionarios, militares, hombres que tienen fuertemente interiorizados los valores tradicionales de la superioridad masculina, y utilizan la violencia contra la mujer como un comportamiento eficaz para dominar e infundir temor.
♦ La violencia es un intento desesperado por recuperar la supremacía perdida en el único ámbito donde puede ejercer el poder con impunidad.
El maltratador está convencido de que le perteneces en exclusividad y, en consecuencia, puede jugar contigo caprichosamente y con total impunidad.
♦ Tú no eres ni un apéndice ni un complemento de nadie. Eres un ser por ti misma. El fin no justifica los medios, por tanto, no todo vale en nombre del amor.
♦ El maltratador tratará de “educarte” y “corregirte” para que cumplas el papel que él te asigna. Tiene una concepción rígida, estereotipada y sexista de la masculinidad y la feminidad.
♦ El agresor justifica su conducta violenta, limitadora de derechos y libertades atribuyéndola a cualquier causa que te vincule a ti con la culpa. Por momentos sorprende por su agresividad y en otras ocasiones por sus conductas infantiles.
♦ Tú no eres la causa de su descontrol. Si te culpa a ti de la situación es porque así elude su responsabilidad en los hechos.
♦ El maltrato psicológico precede siempre a cualquier otro tipo maltrato. Sólo esto explica que las mujeres puedan soportar las agresiones repetidamente.
♦ El agresor es una persona normal que decide recurrir a la agresión para obtener el objetivo pretendido. Su conducta no es algo que escape a su control, sino un acto deliberado y premeditado.
♦ Por mucho que aparente, en realidad no es más que un abusador, un manipulador embustero, mediocre y dependiente, un pobre inseguro que tiene miedo de ser abandonado y necesita controlar y someterte para sentirse seguro y reafirmar así su hombría.
♦ Convivir con él es vivir pendiente de sus ataques inesperados de ira y de un comportamiento que no podrás controlar nunca. Debes saber que todos tus intentos por encauzar la situación serán inútiles.

sábado, febrero 08, 2014

TESTIMONIO DE VÍCTIMA DE MALOS TRATOS

Hola soy Gloria,

Gracias por escribir y enseñarnos, yo me estoy pegando las alas hace poco tiempo...estoy saliendo y ya no me las volverá a romper nunca más, si lo consigue volveré a escapar y así hasta el infinito.

Que te podría contar yo que tu no sepas?

La nevera vacía, sin comer, sin salir, las acusaciones de infidelidad los desprecios, humillaciones, yo creía que era mi vida un infierno y estáis vosotras, tantasss!!!

Me gustaría enviarte este texto con mucho gusto:


"No busques el ideal de tu amor en cualquier hombre que no conozcas lo suficiente como para entregarle todo tu corazón en el primer instante, (amor a primera vista, también se pierde al primer parpadeo) o quedarás atrapada en tus propias redes de sueños e ilusiones.

Tampoco busques reemplazar un amor con otro. Aferrarte a alguien para lograr el olvido de otro amor, te forzara a ver en ese alguien una perfección inexistente. Y tarde o temprano caerá ante tus ojos la realidad que antes no quisiste ver. Entonces… entonces ya estarás envuelta en una relación obsesiva, enferma de la cual no podrás escapar.

No busques idealizar a tu amor… ¡Mejor déjate encontrar!

Aquel hombre que te busca por tu hermoso cuerpo, o que se siente impactado por tu belleza, no ama tu alma, ni la valorará jamás, pues solo podrá ver tu exterior. Pero aquel hombre que primero se ocupa de conocer tu alma, te adorará y querrá por siempre, tal cual eres tú, porque habrá aprendido a amar tu persona por encima de tu materia.

¡Qué hermoso es estar enamorada!, las cosas más difíciles se vuelven fáciles, todo lo que te parecía un imposible, ahora se hace posible de lograr, la vida se torna maravillosa y las preocupaciones son tan solo situaciones solucionables. Sientes seguridad, confianza y muchísimo amor para ver la vida color de rosa.

Pero desgraciadamente no todo es color de rosa en la vida de los enamorados, porque los excesos echan todo a perder. Una relación que pudo haber sido hermosa toda la vida, se convierte de pronto en un infierno para toda la vida, si no detienes los excesos a tiempo.

De ser una persona alegre, luchadora, independiente, segura de ti misma, soñadora, pasas a entregarte en cuerpo y alma, sentimiento y razón, sin dejar reservas para ti misma. Te alejas de tu familia, amistades. Te olvidas de tus convicciones, creencias y todo aquello por lo que luchaste alguna vez. Olvidando tus derechos. Abandonas tus estudios, religión, hobbies, entretenimientos, amistades. Te pierdes el respeto a ti misma y tu propia individualidad, para convertirte en “una cosa” propiedad exclusiva de tu enamorado al que le debes tu compañía, comprensión, fidelidad, atención, porque para el pobre hombre enfermo de machismo, celos e inseguridad es lo correcto.

De ser la mujer contenta, soñadora, feliz, activa, independiente. Pasas a ser una mujer apagada, triste, sin fuerza, sin luz, temerosa, nerviosa, dependiente, neurótica, insegura y ciega. ¡Todo tu mundo giraba alrededor de tu enamorado y sus eternos reclamos, necesidades y exigencias.

Y cuidado, no trates de salirte de este círculo, pues tu enamorado no te lo permitirá, lo que sea necesario hará para que entiendas que tu estas equivocada, que los demás ejercen influencia sobre ti, que por culpa de fulano, mengano…, que si fueras más buena, más dócil, etc. Que tú no necesitas nada más que a él pues él está para defenderte, cuidarte, protegerte. "Que más puedes pretender??" "Tú que no vales nada y que todo lo que eres y tienes se lo debes a el"

Entonces no tienes ninguna necesidad de llegar a tal extremo, de generar lástima, ni lastimar el corazón de tus seres más queridos con tus actitudes ciegas. Abre los ojos ante los excesos del amor, no te pierdas el respeto y el amor que te mereces primero a ti misma. Rescata tus valores, tu individualidad, esperanza, tu fe, voluntad y aléjate de aquel hombre que te hace llorar y desvaloriza constantemente en vez de hacerte sentir la mujer más amadas y respetada de este mundo, y reina de la naturaleza por derecho propio.

Se lo que fuiste antes de él, recupera tu verdadero yo. No permitas que el amor (algo tan puro) oscurezca tu vida.
Recuerda lo que eras cuando él se fijó en ti.

Si el amor de ese hombre es verdadero, real, entonces permanecerá a tu lado aceptándote tal y como eres, comprendiendo tus necesidades, respetando tus decisiones sobre tu persona. De lo contrario, déjalo ir, ya no te aferres a él pues jamás serás feliz a su lado.

Date la posibilidad de lograr el amor en otros ojos".            
Gloria
           

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO