jueves, noviembre 20, 2014

25 DE NOVIEMBRE


El 17 de diciembre de 1999, a través de la Resolución 54/134  la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, e invitó a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales a la organización, en ese día, de actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer.
Desde 1981, las militantes en favor del derecho de la mujer vienen observando el 25 de noviembre como el día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer. La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo (1930-1961).
El 20 de diciembre de 1993, la Asamblea General aprobó la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer.

viernes, octubre 17, 2014

LA INTELIGENCIA DE LOS MALTRATADORES

¿Son tan inteligentes los maltratadores como algunas veces se nos ha dicho? ¿Tan listos como creen algunas víctimas? 
En absoluto, nada más lejos de la realidad. La vida de los maltratadores están rebosante de grandes y graves carencias, por eso necesita y busca el poder y la superioridad, donde les resulta más fácil obtenerlo: en el hogar. Fuera de él,  serían incapaces de enfrentarse a nadie, son demasiado cobardes para eso.
Pero además, los machistas violentos suelen centrar su atención (lo necesitan) exclusivamente en ejercer el control sobre su pareja, desatendiendo el resto de las obligaciones habituales. En definitiva, lo que parece inteligencia no es más que mucho tiempo libre para centrarse en un solo tema.
La intención  del agresor es muy básica, es muy primaria,  no es otra que  la de perpetuar un orden que impone el principio absoluto masculino, la supremacía de este sobre lo femenino.

Así cuando el maltratador actúa, su intención va dirigida a de perpetuar ese principio. Es decir, cuando golpea, no sólo intenta dañar, que también, sino que intenta aleccionar, reeducar, reconducir a la mujer a que se mantenga en ese plano secundario, invisible y dependiente del hombre. El maltrato del violento machista tiene carácter aleccionador, disciplinario,  siendo la agresión,  física o psicológica, el medio de que se vale para imponer su dominio. 
                                                                                                C.M.

lunes, octubre 13, 2014

VIOLENCIA DE GÉNERO, CALIFORNIA (EE.UU.)

Desde hace ya algunos años, vengo observando que en este blog se producen muchas e
Dado el éxito obtenido, actualizamos y ampliamos esta información. 

Desde hace ya algunos años, vengo observando que en este blog se producen muchas entradas desde diversas localidades del Estado de California en EE.UU. Es por eso que junto con mis saludos cordiales a todas esas seguidoras,  les envió  algunos enlaces a páginas sobre servicios que puedan serles  útiles en caso de necesidad. Son sitios reales y con óptimo funcionamiento, algo verificado personalmente en ese mismo Estado por nuestra también seguidora Ernestina K.
                                                                                                 C.M.

lunes, octubre 06, 2014

LA MUJER VÍCTIMA

“Cuando una mujer es víctima de malos tratos no sólo es víctima por estar en el punto de mira de un machista violento, obstinado y perverso, no sólo es víctima de un personaje embaucador, falso y traidor, de maldad en vena y sin reinserción posible…Se es víctima además de una legislación que a pesar de haber sido elaborada a golpe de muertes, se aplica con timidez, una legislación pobre en recursos e incompleta y es, desde luego, una legislación ineficaz.
Pero también lo es de la Justicia, que a fuerza de ser asépticamente justa, puede llegar a sentenciar a una víctima a la condena eterna de la muerte. Porque desde el ilustre sillón de Su Señoría es imposible conocer hasta dónde es capaz de maquinar la mente perversa y retorcida y canalla, los bajos y miserables instintos de un vil maltratador.
Y víctima de unas instituciones tan politizadas como ineficaces, ancladas en una peligrosa pasividad, de espaldas a la realidad y carentes de un auténtico compromiso con las necesidades de la mujer víctima, unas instituciones de una irresponsabilidad que hacen estremecer.

Y víctima, en fin, de una sociedad que se cree avanzada, que se cree moderna y progresista y no se reconoce enferma de un machismo tan descarado y tan cruel que en peligroso juicio paralelo sigue culpando y condenando a la víctima como única responsable, mientras que con frivolidad e indiferencia, sigue mirando para otro lado.”

sábado, septiembre 27, 2014

PARA MEJORAR TU AUTOESTIMA

Ya hemos visto en otros post la íntima relación entre malos tratos y autoestima. Una vez más traemos algunas recomendaciones que no deben caer en el olvido y que pueden servirte para mejorarla y hacer que te sientas mejor contigo misma. Veamos:

Para mejorar mi autoestima, es importante tener claro que quien ha de definir "mi autoestima" debo ser yo. Los y las demás no pueden ni deben decidir sobre mí, cuán importante puedo ser o cuán lejos puedo llegar. Soy yo quien  debo de trazar mis metas, mis proyectos e ideales y nunca delimitarlos en base a lo que los demás crean, piensen o esperen de mí.
Para aumentar mi autoestima debo tener y potenciar siempre una actitud positiva en todas las áreas de mi vida. Pensar en negativo solo me llevará a que todo se vea peor de lo que realmente es. En las malas situaciones, es preferible detenerse un rato y buscarle el lado positivo a la situación antes que caer en la desesperación y verlo todo negro.
Para mejorar mi autoestima es muy  importante evitar compararme obsesivamente con otras personas. La autoestima no debe estar definida por lo que yo haya logrado o vaya a lograr en comparación con logros o consecuciones ajenas. Cada persona es única y por lo tanto debo evitar las continuas comparaciones. Quizás otras personas hacen algunas cosas mejor que yo; sin embargo yo también tengo mis virtudes y realizo algunas actividades mejor que los demás.
Para mejorar mi autoestima debo huir de la búsqueda del perfeccionismo. Nadie es perfecto.  Mi autoestima nunca mejorará si tiendo a ser muy exigente conmigo misma ya que nunca estaré conforme con lo que logre. Debo dejar de pensar que una autoestima elevada está relacionada con la perfección, con ser bueno en todos los aspectos de la vida, tener éxito y conseguir muchos logros. El perfeccionismo sin embargo, suele esconder personas con baja autoestima. Ponerse metas está bien, pero deben ser metas lógicas, reales y alcanzables, solo de esa manera se logrará mejorar la autoestima.
Debo evitar las generalizaciones. Aquellas personas que sufren de baja autoestima, a menudo caen en las generalizaciones. Sin embargo, es importante evitarlo porque muchas veces lo único que hacen es predisponernos negativamente. Si pretendo aumentar mi autoestima, debo aprender a ver cada situación como un hecho aislado y no pensar que porque algo ha salido mal, todo debe salir mal.
Para mejorar mi autoestima es importantísimo aceptarme y quererme como soy, con mis virtudes y mis defectos y no olvidarme nunca de que nadie es perfecto.

Y esto ha de incluir, necesariamente, que no deba conformarme  y corregir mis defectos y mejorar y evolucionar como persona por mi misma y por la sociedad en la que vivo. 

jueves, septiembre 18, 2014

NO ME QUIERAS TANTO, poema de ANA RIVAS

Este es mi pequeño homenaje a todas las mujeres que están siendo maltratadas, con el deseo de que sean lo suficientemente valientes para salir de ese callejón de muerte y volver a ser felices. 

No me quieras tanto,
no me mandes flores después de un tortazo,
si eso es querer,
no me quieras tanto.

No me quieras tanto,
no me digas que soy tonta,
y después me des un abrazo,
no me quieras tanto.

No me quieras tanto,
no te sientas superior,
no me hagas tanto daño,
no me quieras tanto.

No me trates a patadas,
no me pises como a un gusano,
no me digas que lo haces,
porque todo lo que hago es malo.

No me quieras tanto,
si eso es querer,
odiame un rato,
no me quieras tanto.

Yo quiero respirar aire puro,
quiero que mi corazón este sano,
deja de maltratarme, te lo ruego,
no me quieras tanto.



miércoles, septiembre 17, 2014

RELACIÓN DE MALOS TRATOS Y SU EVOLUCIÓN

El maltrato evoluciona siempre hacia más maltrato. La evolución de una relación basada en la violencia, ya sea psíquica o física es, siempre, más violencia y/o más perfección en los métodos debido a la experiencia.
Es como un círculo vicioso, una especie de tela de araña que envuelve y enreda a la víctima y de la que resulta muy difícil salir. Después de la fase de conquista y una vez que se ha asegurado su confianza, se inicia  una fase donde el agresor comienza a atacar sin utilizar la agresión para conseguir sus objetivos de sumisión y control de la pareja. La humillación, la violencia psicológica, la decadencia personal así como el robo y/o destrucción de la autoestima de la mujer son sus principales estrategias de ataque. Así, la víctima se aísla de la realidad y comienza a ver las cosas como su pareja desea, reduciendo su autoestima. Ya en esta primera fase el miedo controla a la mujer víctima, es decir, ya ha caído en la trampa y comienza a perder recursos personales para controlar su propia vida, su propio destino.
Posteriormente, comienza la fase de aislamiento. La víctima,  una vez atrapada, capturada, la víctima comienza a romper su red social, a separarse de sus familiares y amigos, puede incluso puede abandonar su trabajo. De este modo es más fácil el control por parte del agresor y más fácil conseguir sus objetivos en la intimidad del hogar.
Hay una tercera fase, donde el agresor crítica constante todas las actuaciones de la mujer, iniciando un abuso psíquico constante mediante la crítica voraz a las opiniones o conductas de la víctima. El resultado no puede ser más devastador: la pareja experimenta una grave incapacidad para reaccionar, se siente impotente y descubre que haga lo que haga no va a obtener un resultado que mejore la situación.
La mujer, aislada, criticada, cada vez con menos recursos personales, se encuentra segregada, alienada. El contacto exterior es escaso o nulo. En este marco de cosas, cualquier intento por rebelarse por parte de la mujer para reconducir su vida, puede acabar con un “merecido castigo”, ya sea con agresiones físicas, e incluso sexuales: bofetadas, palizas brutales y/o sexo no consentido.
Es como una espiral de locura y maldad reiterada e innecesaria.

Cuando el agresor ha descargado contra la mujer toda la ira que le producen sus frustraciones personales, surge el temor de poder perderla, y emerge una peligrosísima fase final denominada falsa reconciliación. Los perdones, las explicaciones,  y excusas por parte del agresor sobre su amor hacia la víctima junto con la creencia generalizada de que el agresor va a cambiar llevan a la mujer a la renovación de la confianza. Pero esto no es más que el inicio de una nueva rueda de violencia, de un nuevo ciclo que no tardará a volver a recomenzar. Desgraciadamente, la mujer víctima cree a ciegas todas estas promesas, digamos que “necesita” creer que “esta vez será definitivo”, necesita sentir que todo lo sufrido no ha sido en vano, necesita pensar que en el fondo no es tan malo, sobre todo cuando el hombre aprovecha para hablar de su infancia desdichada, lo que deriva en un instinto de protección por parte de la mujer, que se encuentra ya atrapada en esa tela de araña y seguirá sufriendo numerosas agresiones cíclicas si no decide abandonar a su pareja.

sábado, agosto 23, 2014

OCURRIÓ EN HUELVA HACE DOS DIAS

FALLECE EL PRESUNTO MALTRATADOR QUE SE TIRÓ POR LA VENTANA AL HUIR DE LA POLICIA.

El presunto maltratador que cayó desde un tercer piso de un vivienda, ubicada en la calle Santiago Apóstol de Huelva, al intentar huir de la Policía Nacional, ha fallecido en la madrugada de este jueves, según fuentes hospitalarias.
El hombre sufrió un traumatismo craneoencefálico grave en la madrugada cuando intentaba huir para evitar su detención por maltrato y fue ingresado la madrugada del miércoles en la UCI del hospital Juan Ramón Jiménez de la capital. Ayer a mediodía a mediodía fuentes familiares apuntaban a que esta persona se encontraba en estado de "muerte cerebral".
Los agentes de la Policía Nacional se personaron la madrugada del miércoles en el bloque de viviendas después de recibir una llamada alertando de "una fuerte discusión" de una pareja en el interior de la vivienda, según fuentes policiales.
Así, acudieron al lugar, pero no abrían la puerta de la casa, por lo que los efectivos solicitaron la asistencia de los bomberos para poder acceder al inmueble en el que se encontraba el presunto agresor, con su pareja, una mujer embarazada, y una niña.
Tras abrir los bomberos la puerta, los agentes entraron en el piso y el presunto agresor "intentó huir por los patios" traseros del edificio, por lo que al intentar saltar a un patio, "cayó" desde una ventana y fue trasladado al centro hospitalario, donde finalmente ha fallecido.
Los hechos ocurrieron sobre las 02.00 horas de ayer miércoles en la calle Santiago Apóstol de la barriada de El Molino de la Vega, en Huelva, después de que varios vecinos alertaran a los servicios de emergencias al escuchar gritos dentro de uno de los pisos de un bloque de viviendas de dicha calle, en el que residía esta persona, con antecedentes por maltrato en el ámbito familiar.
En ese momento se encontraban también en el interior de la vivienda la pareja sentimental del fallecido, embarazada de ocho meses, y la hija menor de ésta.
Los agentes policiales se personaron en el domicilio y, ante la imposibilidad de entrar en el mismo, solicitaron la presencia de efectivos del Parque Municipal de Bomberos de Huelva, que procedieron a echar abajo la puerta.
Fue en ese momento cuando esta persona, en un intento de huir de loa agentes, se lanzó por la ventana del cuarto de baño de la vivienda, lo que le provocó un traumatismo craneoencefálico grave.
Se desconoce dónde ha sido trasladada la presunta víctima de los malos tratos y su hija, ya que la vivienda en la que han ocurrido los hechos permanece precintada por la Policía Nacional.

No era la primera vez que agentes policiales acudían hasta este domicilio por hechos similares aunque, al parecer, su pareja nunca había presentado denuncia por malos tratos contra él.
http://www.publico.es/actualidad/539796/fallece-un-hombre-que-se-lanzo-por-la-ventana-para-evitar-ser-detenido-por-maltrato-en-huelva

sábado, agosto 16, 2014

LOS CELOS DEL MALTRATADOR

Los celos son una respuesta emocional, que surgen cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera de su propiedad. Pero los celos patológicos que tanto caracterizan a todos los maltratadores, es, en realidad, algo mas que el resultado de una profunda inseguridad hacia la pareja,  es un triple sentimiento de celos-posesión-control que llevan a tener a la víctima totalmente esclavizada.

Los celos nunca son una señal de amor por mucho que el maltratador lo asegure. Es un sentimiento destructor, nefasto, dañino para ambas partes, que no denota más que inseguridad, temor a la pérdida, deseo de control, posesión y dominio. 
Siempre hay que desconfiar de quien sienta esos celos injustificados y patológicos y más aún de quien pretende maquillarlos de un supuesto amor.  

viernes, julio 25, 2014

CUERPO DE MUJER, por María Ferraz

“No hay cuerpo en el mundo más marcado, utilizado y expropiado que el de mujeres y niñas. Los grados de utilización y de explotación del cuerpo de las mujeres van desde su comercialización hasta la aniquilación: pornografía, acoso, prostitución, violación, mutilación, maltrato, asesinato…El mecanismo de control patriarcal más eficaz a lo largo de la historia ha sido el control de la sexualidad y la expropiación del cuerpo de las mujeres. Estas han sufrido -y continúan sufriendo- una triple expropiación de sus cuerpos: cuerpo como reproductor, cuerpo como productor y cuerpo como objeto sexual de consumo. Ese control del cuerpo niega sus deseos, cosifica y condena e inscribe en el cuerpo el sentido de propiedad por parte de los hombres; por tanto, volvemos a la violencia como ejercicio de control y como una clara explicitación del lugar de la subordinación de las mujeres a la decisión y al poder masculino”.


miércoles, julio 23, 2014

* A PROPOSITO DE MALOS TRATOS



Existe la creencia de que el maltratador responde a un patrón conductual, a un perfil, a una personalidad concretos y muy definido que parece que ya todo el mundo conoce y con ello ser suficiente para su identificación. Y esto ha sido así, porque este concepto, ha sido creado por los propios hombres a su conveniencia, por una parte el perfil, “justificaba” la violencia y por otra parte, porque de esta manera, todo aquel que no estuviera encuadrado en esos rasgos, no podía por tanto, ser un maltratador.
Y este concepto os aseguro, es absolutamente erróneo.
Lo que conocemos como maltrato (en la pareja) no es ni mas ni menos que MACHISMO en estado puro es decir, la seguridad que tiene el hombre de la supremacía, el dominio, hacia la mujer a quien considera inferior y a su servicio. Es por tanto algo consustancial a nuestra cultura, y bastante arraigado en la sociedad. El maltrato en cualquiera de sus formas, es por tanto, la “herramienta”, el método de que se vale el hombre para ejercer su poder y conseguir el sometimiento de la mujer. A mayor resistencia, más violencia, porque más tiene que demostrar estar por encima de ella, algo para lo que él se siente absolutamente legitimado.
Por tanto, si nos preguntamos por el perfil del maltratador, la respuesta sería: cualquier hombre… machista. 

No nos engañemos: no hay nada más.
Los maltratadores son personas absolutamente normales y muchos son buenísimas personas en su vida cotidiana. Todo lo demás, son una serie de características, que es cierto que “pueden” ser comunes, o darse en muchos casos, pero nunca debemos encuadrarlos exacta y exclusivamente en un modelo concreto de personalidad.
Con todo esto, quiero decir que un canalla así vamos a poder encontrarlo en cualquier sitio, con cualquier disfraz. Para que el machista violento no nos encuentre a nosotras, vamos a tratar de ir dejando atrás todo lo que nuestra cultura tiene de machista que es muchísimo, vamos a luchar por dejar de ser mujeres-florero, para ser mujeres liberales y responsables, independientes, firmes y seguras, con una ESTIMA PERSONAL bien desarrollada, fortalecida, inquebrantable, que vive con su pareja porque quiere y es feliz, en igualdad, sin desequilibrios y por supuesto que no necesite a un hombre para realizarse…. esa es la mejor “vacuna” contra el temido maltrato. 
                                                                                                                                                                    

viernes, julio 11, 2014

ATRAPADA, poema de Arjona Delia

Atrapada en telarañas
y sinuosos laberintos,

que conducen a la nada,
a la muerte y al abismo.

Sin presente ni futuro,

aislada y en las sombras,
con la mirada perdida,
su victoria es la derrota.

Con su cuerpo está pagando

las angustias y tormentos,
con los gritos, el castigo
de vivir en el infierno.

Debe escapar, marcharse,

de ese sufrido destino,
indefensa, algo la ata:
la dependencia y sus hijos.

Ella agacha la cabeza,

el temor, a él hace más fuerte.
La somete para tenerla
y convertirse en valiente.

Frágil ser, sin fortaleza,

va sintiendo el desamparo.
La justicia que no escucha,
¿Quién le brindará una mano?

Ayudemos a mujeres

que sufren de dependencia,
¡Basta de malos tratos,
y víctimas de violencia!

                                                                                      ARJONA DELIA

miércoles, junio 25, 2014

DENUNCIAR LAS AGRESIONES????????


El Gobierno indulta a un guardia civil que grabó una agresión sexual "riéndose en todo momento"

EL MUNDO- 17 de junio de 2014


La secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, ha exigido este domingo al Gobierno que retire el indulto concedido por el Ministerio de Justicia a un guardia civil que "grabó una agresión sexual y se mofó de ello".

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el sábado un Real Decreto por el que se indulta a Manuel Arbesú González, condenado en febrero del año pasado por la Audiencia Provincial de Asturias, por un delito de omisión del deber de perseguir delitos.

"Este indulto es una vergüenza, un ataque a la dignidad y a los derechos de las mujeres españolas y una humillación para las mujeres españolas", ha denunciado Causapié en una rueda de prensa.

La dirigente socialista ha recalcado que "no se puede plantear ante la sociedad que un hecho de estas características no tiene ninguna sanción social" y ha subrayado que "hay que trasladar el mensaje de que no vamos a permitir más agresiones a las mujeres".

La polémica por este indulto se ha hecho aún mayor al informar eldiario.es que el Guardia Civil es el hijo de José Manuel Arbesú Santamaría, concejal del PP en Lena (Asturias) y que éste organizó una recogida de firmas para pedir su indulto tras conocer la condena.

La Audiencia Provincial de Asturias condenó a Arbesú a una pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público durante seis meses por unos hechos cometidos en el año 2011.

El Real Decreto conmuta ahora la pena por seis meses de multa, que se satisfará en cuotas diarias de tres euros, "a condición de que no vuelva a cometer delito doloso en el plazo de dos años".

El indulto se concede "atendiendo a las circunstancias del condenado", en las que "concurren razones de justicia y equidad", y a propuesta del Ministro de Justicia y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del pasado 30 de mayo, según publica el BOE.

lunes, junio 23, 2014

LA VIOLENCIA.... por D. MIGUEL LORENTE ACOSTA


LA VIOLENCIA NO TIENE GÉNERO. EL GENERO SI TIENE VIOLENCIA.
Quien no quiere cambiar una realidad ventajosa utiliza una doble estrategia de efecto exponencial, por una parte la niega y por otra la difumina... y entre lo que borra y lo que emborrona permite que la vida continúe en la zona gris y sombría del desconocimiento, para así mantener sus privilegios.
Es la forma de no posicionarse frente a una realidad concreta con la apariencia de que se está en contra de ella… Imaginen las siguientes respuestas ante las preguntas que se hacen: ¿Qué le parece la guerra de Siria?... Todas las guerras son malas. ¿Qué le parece el problema del SIDA?... Todas las enfermedades son terribles. ¿Qué le parecen las muertes por accidente de tráfico?. Todas las muertes accidentales son tristes… Sería absurdo intentar ocultar una realidad concreta, con sus causas y sus características específicas, en una generalidad con la que comparte el resultado y el marco conceptual, pero que es completamente diferente en sus circunstancias, pues aparte de esconderla no se resolvería jamás…
Pues bien, ante la situación de la violencia de género, con más de 700 mujeres asesinadas por los hombres con quienes compartían su relación en los últimos diez años, y con 600.000 casos de maltrato al año, el posmachismo responde que “todas las violencias son malas”.  Algo obvio, y lo hacen porque lo que busca es que no se haga nada contra la violencia que sufren las mujeres, y no al contrario. Pretender presentar sus ataques a las medidas dirigidas a erradicar la violencia de género como una reivindicación para que se adopten medidas contra todas las demás violencias, al tiempo de insinuar que no las hay, es una falacia. Y lo es, primero, porque para hacer algo contra otras violencias no exige dejar de hacer contra la violencia que sufren las mujeres, y segundo, porque no proponen nada, sólo que se acabe con la Ley Integral.
Ahora bien, no todo puede beneficiarse de esta estrategia del “borrar y emborronar”. Está claro que si alguien intentara negar hoy, por ejemplo, los accidentes de tráfico, los problemas de la situación económica, el envejecimiento de la población… no lo iba a tener fácil, aunque lo intentara. La “estrategia de la negación y confusión” funciona con situaciones estructurales que han formado parte de la “normalidad” histórica de la sociedad, de aquello que se entendía propio de determinadas circunstancias habituales y promovidas desde la misma organización social, y además, funciona cuando a través de esa estrategia se defienden y reivindican determinados valores, no cuando se busca reordenar u organizar de otra manera determinadas cuestiones formales.
Por eso desde las posiciones clásicas de una sociedad desigual estructurada sobre las referencias masculinas, y asignando a los hombres esa capacidad de interpretar y dar significado a la realidad, y de manera muy especial a la posición, comportamiento, conductas y actitudes de las mujeres, o lo que es lo mismo, desde la desigualdad y el machismo, cuando se habla de violencia de género lo que se pretende es buscar esa confusión esencial para que no haya reacción social ni respuesta institucional ante ella, y así permanecer en esa desigualdad que tanto bien les ha hecho a algunos hombres y tantos privilegios les ha dado a todos.
“La violencia no tiene género” dicen, y es cierto, lo hemos comentado, repetido y escrito multitud de veces (http://blogs.elpais.com/autopsia/2013/04/mujeres-asesinas.html), aunque el posmachismo no le interesa mostrar cómo desde la igualdad se rechaza y condena todo tipo de violencias. Algo muy diferente y, precisamente, lo que quieren borrar y emborronar es que “el género sí tiene violencia”.
La construcción cultural de lo que significa ser hombre y mujer en cada contexto social, es decir, lo que se espera de cada hombre en cada lugar a través de su comportamiento y actitud, y de cada mujer en esos mismos términos, aquello por lo que los hombres son reconocidos o cuestionados como hombres y las mujeres como mujeres, que es lo que conforma el “género”, es lo que ha atribuido una serie de funciones a los hombres que llevan a decidir qué es lo correcto dentro de sus relaciones de pareja y familia, y a corregirlo cuando se desvía o no se cumple, recurriendo incluso a la violencia, es decir, a la violencia de género. Esta construcción cultural aplicada a la sociedad es la que permite decir a las mujeres que sufren la violencia aquello de “mi marido me pega lo normal”, a un arzobispo lo de “cásate y se sumisa”, al Tribunal Supremo sentenciar que “si una violación es habitual, no es violación” (http://blogs.elpais.com/etiqueta-roja/2013/05/violacion.html) o a un grupo musical hacer una canción y un video banalizando el femicidio (http://blogs.elpais.com/autopsia/2014/01/los-tres-errores-a-propósito-de-hey-hey-hey-del-grupo-chileno-los-tres.html).
Y todo ello, en lugar de dar lugar a una revolución y a la insumisión ciudadana, lo que hace es reforzar esa normalidad construida sobre las referencias de lo que significa ser hombre y ser mujer. Es decir, la construcción de los géneros desde la visión androcéntrica de una cultura desigual basada en la imagen de los hombres.
Estas circunstancias y características son las que dan lugar la violencia que sufren las mujeres a manos de los hombres en la sociedad y dentro de las relaciones de pareja o familia, o sea, la violencia de género. No a otras violencias, y mucho menos la violencia que sufren los hombres a manos de las mujeres, ni las que padecen los niños y niñas o los ancianos a manos de hombres y  mujeres. Nadie dice “mi mujer me pega lo normal”, ni se escriben libros dirigidos a los hombres titulados “cásate y sé sumiso”.
Al posmachismo no le interesa nada de esto, como no lo ha interesado nunca al machismo las violencias que sufrían menores, ancianos y hombres, puesto que respondían a un criterio de “ordeno y mando” impuesto desde su modelo basado en una estructura jerarquizada sobre el poder.
Nunca han propuesto nada para acabar con las otras violencias, y tampoco con la violencia que sufren los hombres,  que  es producida mayoritariamente por otros hombres, no por las mujeres. Lo único que plantean es acabar con los instrumentos e iniciativas que la sociedad española se ha dado para acabar con la violencia que sufren las mujeres, especialmente con la llamada Ley Integral contra la Violencia de Género, que recordemos fue aprobada por unanimidad en el Parlamento, lugar donde reside la soberanía popular.
A ellos les da igual, dicen que es inconstitucional, aunque el Tribunal Constitucional ha dicho que es constitucional, dicen que produce el 90% de denuncias falsas, cuando la Fiscalía General del Estado establece que representan el 0’01%, dicen que detienen a los hombres injustamente, cuando en ninguno de sus artículos habla de detenciones tras las denuncia… Y callan que el 80% de las mujeres que sufren violencia por sus parejas no denuncia, y que el 80% de las mujeres asesinadas tampoco había denunciado a pesar de que la violencia era tan grave que terminó en el homicidio de la mujer, y que el 20% de las mujeres asesinadas, a pesar de denunciar (algunas hasta 11 veces) no obtuvo una protección suficiente y también fue asesinada.
¿Ustedes creen que todo eso va contra los hombres en general, o lo hace contra los hombres violentos? ¿Ustedes creen que callar ante esta violencia, mirar para otro lado o mezclar todas las violencias para que no ser resuelva ninguna es querer a los hombres? ¿Ustedes creen que establecer medidas para que los hombres violentos no puedan someter, maltratar y poder llegar a matar a las mujeres con las que conviven, y en ocasiones a sus hijos e hijas, es odiar a los hombres?...
Yo sinceramente creo que no. Creo que acabar con la violencia de género y con las circunstancias que llevan a los hombres a entender que su uso está justificado  es querer a los hombres y querer una sociedad donde la convivencia se base en la paz y en el respeto, o lo que es lo mismo, en la Igualdad.
Y todo ello es compatible con el resto de medidas dirigidas a cada violencia, como lo es realizar campañas contra el cáncer de pulmón y otras contra el infarto de miocardio, sin que nadie se sienta discriminado; o como lo es realizar campañas contra los accidentes de tráfico y otras contra la siniestralidad laboral….
Nadie se queja de esas iniciativas, el posmachismo, es decir, la visión camuflada del machismo, sólo se queja cuando las medidas se dirigen a las mujeres, aunque el problema les afecte a ellas. Su visión de la posición que ocupan las mujeres no sólo refleja que no les importan mucho como personas, sino que no las ven como parte de la sociedad, puesto que si se resuelve un problema grave que afecta al 50% de la sociedad, es la propia sociedad la que mejora y gana.
Pero ellos como siempre a lo suyo, es decir, sólo a lo suyo…

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO