martes, diciembre 31, 2013

OTRA POESIA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

GRITEMOS! 
Podrida suciedad la de este mundo 
cuajado de violencia indeseable 
mujeres destruidas por el sable 
de aquel que fue su amor libre y profundo. 

Violentas actitudes de iracundo 
machista posesivo y detestable 
¡a la cárcel con él! y que ni hable 
su golpe es vomitivo y nauseabundo. 

Dulzura de mujer, hoy rosa herida, 
su savia es derramada gota a gota 
el crimen se apodera de su vida. 

De tanto como abunda, ni se nota 
la gente pasa página y olvida. 
A otros, nos consume y nos agota. 

 Mi calma ya está rota 
 de ver como se asume la indecencia 
¡gritemos! por un mundo sin violencia. 

 Juan Martínez –Aborojuan- 

viernes, diciembre 27, 2013

VIOLENCIA FAMILIAR O VIOLENCIA DE GÉNERO???



VIOLENCIA O MALOS TRATOS EN EL ENTORNO FAMILIAR
Son los malos tratos o las agresiones físicas, psicológicas, sexuales o de otra índole, llevadas a cabo por personas del entorno familiar o cercano y dirigido generalmente a los miembros más vulnerables de la familia: niños, mujeres y ancianos. Es decir, maltrato familiar o doméstico, sería todo acto de violencia, uso del castigo físico corporal, sexual y psicológico que se ejerce dentro de la familia. Se trata de un concepto muy amplio, porque abarca al cónyuge (hombre o mujer), hijos e hijas, madres y padres, etc.
Dentro del maltrato familiar se puede incluir el llamado “maltrato bidireccional”, que es el producido por los dos miembros de la pareja de manera consciente, consentida y mutua, donde el rol víctima-agresor varía constantemente, siendo en algunas veces la víctima la mujer y otras el hombre. Es un maltrato recíproco o de ida y vuelta.

LA VIOLENCIA DE GÉNERO. UNA VIOLENCIA DIFERENTE.
Es un tipo de violencia muy concreta  y específica –distinta de otras violencias- que va exactamente del hombre hacia la mujer por el mero hecho de serlo. Es la violencia del género masculino contra el género femenino. Tiene su origen en la propia cultura patriarcal y machista que propugna la superioridad del hombre sobre la mujer, de lo masculino sobre lo femenino.
La violencia machista o de género no es un fin en sí misma, sino la herramienta, el medio de conseguir el dominio,  la supremacía, el control del hombre sobre la mujer por lo que cada movimiento lleva un mensaje implícito. Es un maltrato no solo de castigo, sino de aleccionamiento. Es la forma que el machismo tiene de "educar" a la mujer que no acata la superioridad de su "amo". Como podemos ver, se trata siempre de una relación de desigualdad, de desequilibrio, de dominación y abuso, de supremacía,  de  poder de una persona sobre otra, de un agresor sobre una víctima.  
Comprende tanto la violencia física como psicológica y sexual, incluidas las amenazas, coacción o privación arbitraria de libertad, que ocurre en la vida pública o privada y cuyo principal factor de riesgo lo constituye el hecho de ser mujer.
La Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género,  en su Exposición de Motivos y en su Título Preliminar define expresamente estos conceptos y despeja dudas. Pero hay que tener al menos la curiosidad de leerla. 
La citada Ley, se aprobó en el Pleno del Congreso de los Diputados en la sesión celebrada el 22 de diciembre de 2004, y se publicó en el Boletín Oficial del Estado del día 29. Fue aprobada por todos los partidos políticos con representación parlamentaria, lo que es indicativo de su trascendencia social.

                                                                                                      VER MAS

lunes, diciembre 02, 2013

DECÁLOGO PARA MUJERES VICTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO


1. No estás sola, no eres la única; lo que te pasa a ti ya le ha pasado antes a otras mujeres
2. Si dudas sobre si eres una mujer maltratada lo más probable es que lo seas, ya que de lo contrario, ni te lo plantearías
3. Esta situación en la que te encuentras no es culpa tuya porque no la has creado tu
4. Él no va a cambiar por muchas promesas que te haga,  por fuerte que sea tu amor hacia él y por buenas que sean tus intenciones
5. Cerrar los ojos o mirar hacia otro lado no hará que el problema desaparezca. Los malos tratos sólo se solucionan cortando radicalmente la relación. 
6. Soportar, aguantar una situación de violencia por la opinión de tu familia, de su familia o del “qué dirán” no es sino prolongar una agonía que pone en riesgo tu vida y la de tus hijos.
7. Hay formas de dejarlo; hay formas de cortar esa relación aunque por el momento no veas salidas posibles
8. Eres muchísimo más fuerte y muchísimo más válida de lo que te imaginas
9. Si te quieres a ti misma, es más probable te quieran y te respeten los demás
10.Busca ayuda. Tienes el derecho a vivir dignamente y el deber de ofrecerles a tus hijos una vida en paz 



viernes, noviembre 22, 2013

LA REALIDAD DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO, de Flor de Torres Porras, Fiscal delegada de Andalucia de violencia a la mujer

La Organización Mundial de la Salud en su informe sobre violencia de género anual habla de epidemia: cuatro de cada 10 asesinatos a mujeres los cometen sus parejas. Un tercio de las mujeres ha sufrido o sufrirá esta violencia en su vida de pareja. En la misma proporción han sido o serán agredidas sexualmente. Además, tendrán un 1,5% más de posibilidades de adquirir enfermedades de transmisión sexual o VIH y de presentar un aborto si son agredidas en el embarazo por su pareja. La violencia a la mujer afecta a la mitad de la humanidad, avergüenza a sus Estados, deja en absoluta indefensión a la mujer cuando no está protegida y se desarrolla en todos los países. El derecho a la igualdad será siempre relativo mientras no sea real y no comprometa a la integridad de la mujer, porque la igualdad es el eje donde se conectan y tienen sentido los demás derechos. Y no hay mayor desigualdad que la que atenta contra la igualdad. Cualquier Estado, cualquier ley, cualquier persona debe dignificar en cada acto que realice a la igualdad para que esta sea real y efectiva. Sin cuestionarla. Y ese es el único camino de la justicia y de la paz social, esa paz que le debemos a Luva y a las personas que ella representa. Nos faltan Irina y Sergio. Hoy Sergio tendría nueve años e Irina, 37. Y esta es la realidad de la violencia de género. No la cuestionen.

miércoles, noviembre 06, 2013

TIPOS DE MALTRATADORES



Una investigación realizada en el año 2000 por Jacobson y Gottman basada en el estudio de parejas en conflicto, clasifica a los violentos en dos (siguiendo su patrón de respuesta fisiológica cuando están inmersos en un conflicto) los cobra y los pitbull basándose en la forma en que ejercen la violencia. Los primeros son letales y los segundo una vez que te atrapan es bastante complicado deshacerse de ellos.
Los cobra están más relacionados con personalidades criminales, y suelen manifestar  conductas antisociales desde la adolescencia. Golpean a sus parejas en principio porque se creen con el derecho de hacerlo, porque consideran que “interfieren” a la hora de conseguir sus objetivos, sus metas. Pueden llegar incluso a pedir perdón a posteriori aunque, generalmente no lo sienten. Algunos son psicópatas incapaces de sentir remordimientos alguno por su comportamiento. Son incapaces de crear relaciones sentimentales auténticas. La relación de pareja le sirve como medio para conseguir un fin, bien sea sexo, status social, o un beneficio económico, pero se mantienen distantes de sus parejas.
De entre las características más destacadas de los cobra podemos resaltar:
Personas de difícil tratamiento con terapia psicológica.
Su agresividad se muestra, generalmente, con todo el mundo
No depende emocionalmente de otra persona, pero quiere obediencia por parte de su compañera.
Es propenso a amenazar con cuchillos y armas de fuego.
Tiene dificultades para identificar y nombrar sus propios sentimientos
Es celoso y controlador
No siente de culpa después de un ataque
Carente de empatía
Suelen tener antecedentes delictivos y conductas antisociales
Puede abusar de drogas y alcohol

Los pitbull centran su violencia, fundamentalmente, en el interior de sus casas, con sus parejas. Suelen haber sido testigos de comportamiento violento por parte de su padre hacia su madre,  por lo que ven en la violencia un modo legítimo de actuar con las mujeres. Ellos son muy  dependientes y fomentan asimismo que sus también lo sean. Como su miedo fundamental es el abandono viven con la necesidad constante de control hacia sus parejas y tienen fuertes ataques de celos.
El tipo de violencia que ejercen los pitbull puede llegar a agresiones muy severas o al asesinato. Son más fáciles de abandonar por sus parejas, pero pueden acosar a las mismas durante muchos tiempo (incluso años) después de haber dejado la relación, incluso habiendo reconstruido sus vidas. 
De entre sus principales características de los pitbull cabe destacar:
La violencia se presenta exclusivamente en el ámbito privado, por lo que muestran dos caras la pública y la privada
Minimizan su conducta violenta, le resta importancia
Excusan su conducta por la provocación de la pareja
Saben graduar su conducta violenta para no dejar huellas
Temor al abandono (gran dependencia)
Experimentan culpa después de sus episodios violentos
Dificultad para identificar y describir sentimientos
Presentan conductas de control y celos
Humilla y critica con crueldad a su pareja  
Humor variable
El objetivo principal que persiguen en la pareja es la sumisión y obediencia.
Utilizan técnicas de lavado de cerebro con sus parejas

domingo, noviembre 03, 2013

LOS MALOS TRATOS EN PAREJAS HOMOSEXUALES


El maltrato y la violencia, psicológica, física, o sexual en el ámbito de las relaciones afectivas  no es un hecho exclusivo de las relaciones heterosexuales, sino que es una realidad que alcanza igualmente a las relaciones afectivas entre  personas del mismo sexo pero que no del mismo género. 
Aquí, se dan exactamente los mismos parámetros que en cualquier caso de violencia de género: violencia como ejercicio de poder, con el objetivo único del abusador/a de dominar, someter y controlar a la víctima.  Para ello, se vale de idénticos medios al objeto de reducir, anular y mermar la voluntad de la pareja tal y como ocurriría en el caso de violencia en pareja heterosexual.
En la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, se contempla expresamente la violencia de los hombres hacia las mujeres en el marco de sus relaciones afectivas, obviando otro tipo de relaciones que quedarían por tanto encuadradas en el ámbito de la violencia doméstica y no en el de violencia de género.

No obstante lo anterior, si tu pareja te maltrata, aunque sea de tu mismo sexo, no dudes en denunciar si fuera necesario. Es frecuente que los jueces, a la vista de esta circunstancia apliquen, por analogía, un principio del Derecho que establece "donde hay la misma razón legal debe existir igual disposición de derecho" y así juzgar como si de un caso de violencia de género entre parejas heterosexuales se tratara. 

Ya en el año 2007 conocí un caso donde una mujer agredida (apuñalada) por su pareja, también mujer, tuvo orden de alejamiento y alojamiento en casa de acogida.                                                                                      
                                                                        

lunes, octubre 28, 2013

SUFRIMIENTO ÚTIL Y SUFRIMIENTO INÚTIL

Discrimina entre sufrimiento útil y sufrimiento inútil. El sufrimiento útil es el duelo. Un dolor progresista, que te enseña a perder y a no seguir esperando lo imposible. La
realidad a veces es dolorosa, pero te ayuda a ubicarte. Romper con alguien a quien amas no es fácil, porque el principio del placer es impositivo y persistente. Pero, si en cambio, estás en una relación afectiva en la que los malos momentos superan con creces los buenos, pregúntate a dónde te conduce ese sufrimiento. El sufrimiento inútil funciona como las arenas movedizas: cuánto más intentas salir, más te hundes. Por eso, si no hay nada más qué hacer, si ya has intentado de manera razonable hallar una mejoría en la relación y nada has logrado, conéctate a un sufrimiento útil, asume la pérdida, deja que el duelo arranque. El sufrimiento inútil no se agota y puede durar siglos. El sufrimiento útil tiene un fin, suelta los lastres y te limpia por dentro. 

Extraído del libro "Los límites del amor" de Walter Riso

domingo, octubre 27, 2013

NO A LA VIOLENCIA DE GENERO. POEMA


NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO 

La amable mano, dulce en la caricia, 
¿por qué se vuelve azote de castigo 
capaz hasta de herir el cuerpo amigo 
compañero de ayer en la delicia?

Por repetido, el hecho me desquicia 
pues tal forma de ser no va conmigo. 
Buscando explicación, sólo consigo 
ver en ella locura o estulticia. 

Acabe de una vez la cruel violencia 
de tan absurdo mal comportamiento 
propio de irracionales sin conciencia. 

El respeto es, por norma, necesario 
y despreciable el físico tormento 
del fuerte sobre el débil. O al contrario. 

Enrique Hernández - Luike-

                                                             VER MAS



Mi enhorabuena al autor de este soneto. 


sábado, octubre 19, 2013

MACHISMO JUVENIL, EL ENEMIGO SILENCIOSO.

MARINA VALERO EFE MADRID


Hay chicos que controlan a su pareja a través de WhatsApp, sienten celos cuando ella sale de fiesta o incluso decretan qué ropa debe ponerse...Y muchas mujeres lo toleran. Tres expertas en violencia de género desvelan los discretos síntomas del machismo entre los jóvenes. Sutil, sigilosa y encubierta. Así es la conducta de algunos chicos que utilizan todas las armas a su alcance para controlar y someter a su pareja. 


Para Remedios Menéndez, directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad de Alcalá, hay un repunte de violencia machista psicológica que "quizá no se percibe como un claro insulto o menosprecio por el hecho de ser mujer, sino como acoso" a través de las redes sociales, por ejemplo. Twitter, Facebook y WhatsApp integran un "absoluto mecanismo de control" con riesgos que las chicas no perciben, tal y como afirma Marta del Pozo, profesora y doctora de Derecho Procesal de la Universidad de Salamanca: "Ellas asumen como algo normal que el novio censure su comportamiento, imponga su ropa, espíe su móvil o incluso no le deje espacio para estar con sus amigas", advierte. 


Muchas jóvenes no solo consienten estas actitudes sino que las justifican bajo la creencia de que "los celos son una expresión del amor", tal y como indica María José Díaz-Aguado, catedrática de Psicología de la Educación y directora de la Unidad de Psicología Preventiva de la Universidad Complutense. De acuerdo con el último estudio de Igualdad y Prevención de la violencia de género en la adolescencia, dirigido por Díaz-Aguado y presentado por el Ministerio de Igualdad en 2010, casi tres de cada diez chicas han escuchado con frecuencia aquello de "si está celoso, es que te quiere". "No entienden que un comportamiento posesivo es el caldo de cultivo de la violencia de género", añade Del Pozo. El mito del amor romántico contribuye a que las jóvenes no sepan detectar los síntomas: "El amor no lo puede todo y quien bien te quiere no te hará sufrir", precisa Díaz-Aguado. 


La publicidad, los géneros musicales como el reggaeton o los fenómenos literarios comoCincuenta sombras de Grey o Crepúsculo refuerzan los estereotipos machistas y la posición sumisa de la mujer. Si las jóvenes no encuentran otro referente distinto al de la mujer "estupenda, dispuesta y sometida", ¿cómo van a imaginar que un novio controlador y autoritario sea antinatural?, plantea Del Pozo. 


El machismo es aún más evidente en el terreno sexual. Tal y como afirma Menéndez, basta con escuchar los términos "sexistas y despectivos" con los que incluso ellas mismas califican a una mujer que decide estar con más de un chico en un breve período de tiempo. Del Pozo pone el acento en las mujeres que se pliegan a los deseos sexuales de su pareja: "cuando ellos marquen, con o sin protección". Según la profesora, "estamos retrocediendo en lo que habíamos conseguido". ¿Qué hacemos mal? "Pensar que el problema era más fácil de erradicar", lamenta Díaz-Aguado. La sociedad no ha entendido que la violencia machista se sigue transmitiendo "a través de sutilezas que no generan el mismo rechazo" que un bofetón, pero que pueden derivar en él. 


La violencia de género puede acabar con la vida de la mujer, tal y como ocurrió el pasado 8 de octubre en Tárrega. Un joven de 18 años fue acusado de matar a su ex novia de 14. Del Pozo describe el perfil del maltratador Pitbull: "cuando el hombre atrapa, anula y controla a su presa y ésta intenta escapar, aprieta tanto las fauces que acaba asesinándola". En otras palabras, "si no es mía, no es de nadie". Las expertas coinciden en la necesidad de abordar el problema desde la escuela: educar en valores y enseñar a detectar los primeros indicios de una relación tóxica es crucial para "no ser como somos, sino como queremos ser: hombres y mujeres del siglo XXI". 

lunes, octubre 07, 2013

AGRESIVIDAD versus VIOLENCIA


Agresividad y violencia, son dos conductas que frecuentemente solemos confundir y es conveniente saber diferenciar cuando queremos determinar si existe maltrato o no.
La agresividad forma parte de la estrategia de afrontamiento de los seres humanos a las amenazas externas. Es la respuesta adaptativa de la persona a su medio, digamos que surge de forma natural, no intencionada. Es una conducta de defensa, de evasión, de escape. Es supervivencia. Puede causar daño o no, porque el objetivo no es otro que  la autodefensa.
Por el contrario, la violencia es toda acción u omisión intencionada, dirigida, que cause o pueda causar daño. Es una conducta aprendida en sociedades donde se justifica su uso para resolver conflictos y controlar personas. Tiene un objetivo,  un propósito,  un carácter destructivo y busca una consecuencia: el control de la conducta. La violencia, física o psicológica es la estrategia que utiliza el más fuerte para controlar al más débil. Se da cuando una persona en una situación de “superioridad”, pretende controlar, dominar o manipular a otra. Por tanto, se puede hablar de abuso de poder y su trayectoria suele ir, progresivamente, en aumento. 

                                                                                                                                 VER MAS

jueves, octubre 03, 2013

TE PROMETO QUE VOY A CAMBIAR, por Diorissima


Cuantas veces habéis escuchado esta frase?


Cuantas veces habéis gastado miles de palabras explicando como os sentís frente a las humillaciones y/o a las palizas?


El error que el 99% de las mujeres maltratadas cometen es pensar que el agresor ENTIENDE lo que el hace. Que escucha y que va a cambiar.No puedo decirlo mas claro:CON UN AGRESOR NO SE NEGOCIA. Es imposible. Ellos no están preparados para sentir lo que vosotras sentís cuando os abusa. Ellos solo quieren el control y la dominación. No saben amar, no saben tener una relación basada en la comprensión y el respeto.


Oigo muy frecuentemente el "no puedo dejarlo" pero la realidad es que NO QUIERO dejarlo.Imaginaos que alguien pone un revolver en la sien de un hijo o del algún familiar muy querido y os amenaza que si no dejáis a vuestro agresor YA y para siempre, aprieta el gatillo... Creo que saldríais corriendo en tres segundos y nunca más volveríais con vuestro maltratador. Entonces queda claro que poder, si se puede. Ya no pensaríais adonde voy, lo voy a extrañar, a lo mejor cambia. La urgencia es salvarle la vida al ser querido. Pues bien, sin llegar a esos ejemplos tan dramáticos, vosotras sois las responsables de salvar VUESTRAS vidas. Como? primero volviendo a la realidad, sabiendo que -como dije antes- no se NEGOCIA con un maltratador ni se gastan palabras inútiles tratando de convencerlo o dejarse convencer de que "va a cambiar".


El asunto clave es DEJARLO o ACEPTAR los maltratos siendo totalmente consciente de ello.


Para las que queráis tomar una decisión, los caminos a seguir son estos:


1) Si la autoestima esta dañada al punto de que os paraliza, hay que buscar ayuda en grupos de violencia doméstica o una terapia de apoyo con un profesional ESPECIALIZADO en abuso para que os ayuden a levantar la autoestima y os sitúen en la realidad, dejando atrás las confusiones. Esto puede realizarse estando AUN con el maltratador. No es aconsejable informarle de que estáis asistiendo a esos grupos o terapia.


2) Información previa con abogados especializados en divorcios si tenéis hijos, propiedades o negocios en común. La información concreta genera SEGURIDAD.


3) Cuando estéis preparadas para abandonar una relación abusiva, hay que cambiar teléfonos, correos electrónicos, messenger, todo lo que tenga algún riesgo de que vuestro agresor (físico y/o psicológico) pueda ponerse en contacto con vosotras. Si se aparece en vuestro trabajo o en vuestro domicilio, no dudéis en poner una orden de alejamiento. Hay que hacerlo si o si. El mensaje claro que se tiene que dar es "se termino y voy en serio".


4) No abandonar el apoyo terapéutico, Intentad hacer algún deporte, leed libros de autoayuda, hacer cosas que teníais abandonadas. Si bien suena muy superficial, cambiad la imagen, arriesgaos con un nuevo corte de cabello, algún color diferente, pedir consejo profesional para maquillaros, etc. Esto no es algo superficial como dije, sino que revela que empezáis a ser "una nueva mujer" en todos los sentidos, tanto psicológico como físico. Esto os ayudar con la autoestima.


En una palabra: No perdáis el tiempo pensando en él, sino con la meta de trabajar duro para invertir el tiempo en vosotras mismas. Como digo siempre: SI, SE PUEDE.


Es mas saludable sufrir porque no se esta con un maltratador, que estando con él.


-Diorissima-

                                                                                                                   VER MAS

martes, septiembre 24, 2013

DINÁMICA DE LA RELACIÓN VÍCTIMA-AGRESOR


Este es un cuadro gráfico sobre la evolución o dinámica que siguen normalmente las relaciones donde hay un agresor y una víctima, con la variante del tiempo para cada una de las fases. 


CONDUCTA DEL AGRESOR

RESPUESTA DE LA VICTIMA
1. ª FASE
Impide la comunicación e información para mantener el mito de superioridad y control. No reconoce el mundo de la mujer con el fin de mantenerla en un nivel inferior.
Ignora lo que ella dice en una especie de sordera selectiva.
Insiste en la comunicación y trata de explicarse mejor. Cree que él no la ha oído y/o entendido. Piensa que es despistado. Cree que sus aficiones y/o trabajo le absorben demasiado.
No muestra su propio mundo y/o su realidad. Niega la igualdad de decisión para no sentirse débil. Evita la responsabilidad de sus actos para preservar y mantener esa imagen ideal que proyecta. Revela lo menos posible de sí mismo, negándose a discutir lo que no le conviene. No hace planes con ella, ni se responsabiliza de las tareas domésticas. No se define cuando ella insiste en sus preguntas. Hay falta de precisión y de claridad en las respuestas y demasiada ambigüedad en sus planteamientos
Cree que es más introvertido y despistado de lo que ella pensaba.
Se siente irritada y confusa, sola y poco apoyada.
Piensa que él no la entiende porque no se explica lo suficientemente bien e insiste en sus explicaciones.
Al aumentar los intentos de ella para comunicarse, él aumenta la intensidad del sabotaje. Si ella insiste, él cambia radicalmente de tema. Miente sobre sí mismo. Utiliza un lenguaje confuso, indeterminado, de doble sentido, con juego de palabras, indirecto, manipulado.
Ella intenta romper la barrera que él está creando y avanza en su posición.
Cree que es un malentendido y que, si se comunica mejor, él la va a entender.
Siente que algo no va como al principio, pero no sabe qué es.
Se siente acosado, vive como un peligro el avance de ella, está decidido a arrebatarle el poder. Niega el conflicto: "No sé de qué me hablas". Minimiza los hechos: "Eres una exagerada". "Debes aceptarme como soy".
Está cada vez más desconcertada y triste.
Piensa que ella es una exagerada.
Descubre que él no es así con sus amigos, compañeros de trabajo o jefes.
Ha de "pararle los pies". Ella se está permitiendo cuestionarle.
La culpa de buscar pelea: "No quiero discutir", "Ya me estás atacando".
El problema está en ella: "Eres muy sensible", "Todo lo sacas de quicio".
Está muy confusa, cree que él es un superhombre y que debe tener razón en lo que dice: Ella se siente incompetente en todo lo que hace, se propone cambiar de actitud. Ha de mejorar para agradarle.

2. ª FASE
Comienza a invadir el territorio de ella, solapadamente. Ha de demostrar que ella es inferior y él superior.
Intenta demostrar que la percepción que ella tiene de la realidad es falsa. Niega la versión de los hechos. Va apropiándose de la autoestima de ella.
Aumenta la confusión y la inseguridad. Duda de su capacidad. Piensa que tendrá que cambiar.
Comienza a perder autoestima.
La contrarresta sistemáticamente. Compite con ella cuando tiene una opinión propia. Niega las emociones y experiencias de ella. Va ganando en poder.
No se atreve a opinar. Está acobardada y más insegura de sus pensamientos y sus sentimientos y comienza a creer que lo que va mal es ella. Desconecta de los sentimientos de rabia contra él, pues le hacen sentir culpable de traición
Redefine la realidad de ella, mostrándola como un ser inferior, carente de cualidades y autonomía.
Le critica su comportamiento en general.
La descalifica y desacredita tanto en público como en privado. Sabotea sus conversaciones con otras personas, burlándose. Rebaja los logros de ella con marcado desprecio. Va ampliando su círculo de poder sobre ella e hinchando su autoestima.
Se lamenta en solitario de que nunca consigue la aprobación de él que no la valora nada.
Teme que lleguen otras personas a casa porque eso va a ser motivo de descalificaciones y peleas, haga lo que haga.
Se siente culpable de provocar el malestar en él. Se siente mal.
Más pérdida de autoestima

3. ª FASE
Su objetivo es cercar al enemigo, impedir que la victima reciba información y/o ayuda del exterior.
Le hace perder las amistades con sus celos patológicos y sus descalificaciones sistemáticas.
Su aspecto físico ha desmejorado bastante. Se siente tan mal consigo misma. No desea mostrarse a los demás, no desea que vean su deterioro, por lo que comienza a aceptar ese aislamiento impuesto.
La imagen pública amable de él niega esas vivencias.
Ella no encuentra apoyo a su alrededor. Nadie comprende lo que ella trata de decir. Se siente muy sola y comienza a pensar que tal vez sea verdad que está tan trastornada como él dice.
Va convenciéndola para que deje de trabajar, creándole así una dependencia total de él, empobreciéndola económica y socialmente.
Somatizaciones, depresiones, fobias, etc., han hecho que ella acepte las recomendaciones de él y de dejar el trabajo.
La hace perder la familia, haciéndole críticas a sus padres y hermanos y hasta conseguir que deje de verlos. No obstante, cuando se reúne con ellos se muestra falsamente encantador y amable con ella.
No espera encontrar comprensión en su familia porque él los ha cautivado. Le dirían que una mujer tiene que aguantar, que los hombres son todos así.
Controla el dinero de la casa, le da lo justo para los gastos. Le controla las salidas, impidiéndole que se mueva libremente.
Ella vive con necesidades, mientras él da imagen de opulencia. Se siente mal con su cuerpo, lo esconde. En la calle está atemorizada porque él con una sola mirada le infunde temor.

4. ª FASE
El objetivo es destruir a la víctima. La crueldad verbal aquí es extrema. La insulta cruelmente delante de los hijos. Niega el maltrato y la culpa de su cólera.
Le hace creer que está loca.
Sus hijos no la respetan. Se da cuenta de la crueldad de él. Se siente culpable y avergonzada. Es una esclava que ejecuta órdenes, intenta protegerse de la ira de él sometiéndose y anticipándose a sus deseos. Simplemente, sobrevive.

                                                                                                                   VER MAS

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO