viernes, enero 27, 2012

MALOS TRATOS Y TOLERANCIA


En la sociedad en que nos ha tocado vivir, la situación de la mujer -por lo general- ha evolucionado, ha mejorado considerablemente, pero esto no ha sido por un arranque cualquiera de espontaneidad. Se ha debido, mayormente, a la lucha continuada de diversos movimientos sociales, especialmente los feministas y de derechos humanos, así como a directivas de organismos internacionales en defensa de la igualdad y de los derechos de la mujer y contra la violencia.
En cualquier caso, vemos, no sin cierto estupor que ha cambiado más en la forma que en el fondo.
Resulta duro creerlo, pero justificamos y racionalizamos para defendernos de esta terrible realidad. Lo peor es que frecuentemente la eludimos culpando a la víctima y justificando al agresor o lo que es igual, con marcada actitud de tolerancia. Y se racionaliza la violencia contra la mujer vinculándola al alcoholismo u otras adicciones, a celos, a marginación, a enfermedad mental así como a otros factores externos. Pero en definitiva, son elementos que no hacen más que actuar de desencadenantes, pero que nunca, nadie, ha sabido explicarnos como esas circunstancias, y no otras, convierten automáticamente a los hombres en agresores y en víctimas a las mujeres.
Ni la tolerancia ni el propio fenómeno de la violencia de género conocen fronteras, ni culturas, ni tiempo. Se manifiesta allí donde la desigualdad entre hombre y mujer lo permite y los mitos y creencias populares la justifica y socializa, haciendo que todas las personas tengamos integrada esta vergonzosa tolerancia.
Reconocer y transformar esas actitudes es esencial y necesario para hacer un modelo de sociedad igualitaria, más justa y mejor. 

miércoles, enero 25, 2012

CRISIS Y VIOLENCIA MACHISTA, por José Antº Burriel


En lo que llevamos de año, y nos queda una semana, llevamos seis victimas de violencia machista –y cinco de ellas en Cataluña- . ¿Qué esta pasando? Esta pasando que la violencia machista sigue instalada en nuestra sociedad a pesar de las medidas tomadas y a pesar de los esfuerzos. No es sencillo acabar con un pensamiento machista instalado durante siglos en la conducta social. Esta pasando que la crisis actual influye en las actitudes violentas. Si en época de vacaciones suelen repuntar las actitudes machistas -mas traro entre las parejas y, por consiguiente, menos tolerancia, mas acritud y mas violencia, en época de crisis, y crisis grave, se agudizan los problemas, se enervan los pensamientos, en este caso los pensamientos machistas. Y si la época de crisis económica va unida a la crisis de valores… ¡los límites desaparecen y la violencia crece! Pero están pasando mas cosas. Insisto, una vez más, en la sensibilización social. Las mujeres que padecen violencia por parte del hombre deben conocer las señales de alarma con la mayor concreción posible; y deben conocer donde acudir a pedir ayuda y consejo. Hay que dejar claro a todas las mujeres que, siendo necesario en muchas ocasiones, la denuncia judicial, van a encontrar siempre ayuda y consejo, respecto a sus decisiones libres, acompañamiento. Conviene no olvidar, que las victimas de violencia machista son, en muchos casos, reticentes a la denuncia por lo que conlleva. Y la sensibilización social no debe quedarse en carteles y spots televisivos. Hay que decir al entorno de las victimas donde pueden acudir a recibir el consejo de cómo actuar en la ayuda de la mujer, que pueden y deben hacer. ¿Qué esta pasando? Son muchas cosas las que están pasando. Y el problema, grave problema social el machismo, no se soluciona solamente con reformas legales. Soy un pesado, pero la especialización de los agentes sociales mas cercano al problema debe aumentar notablemente. ¡Hay que hacer más, pero hacerlo con “cabeza” y no “a salto de mata”!

José Antonio Burriel                                                                                        VER MAS
                                   

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO