lunes, enero 31, 2011

AMOR vs DEPENDENCIA EMOCIONAL, por Félix Larocca, psiquiatra

EL AMOR vs DEPENDENCIA EMOCIONAL

- EL AMOR es la demostración de cariño, afecto, pasión y admiración por el ser amado pero de una manera controlada, con sentido de lo propio y lo ajeno, con una distancia afectiva entre lo que es mi persona y la otra y como eso nos armoniza al estar juntos, pero cada quien permanece independiente y en control de su vida personal, planes, ideas, proyectos.
-EL APEGO es el amor patógeno hacia la otra persona, donde perdemos el norte de nuestra propia vida por estar pendientes del otro, donde respiramos el mismo aire de esa persona, queremos controlarle en todo lo que hace, dice y piensa — casi quisiéramos meternos en su propia piel para entender TODO sobre la otra persona — ‘no puedo estar con él pero sin él me muero’.

La persona apegada se convierte en un apéndice, a veces en un parásito, de la otra, perdiendo su propia valía e independencia personal.
No es inusual tener a nuestro alrededor muchas personas que viven enfrascadas en relaciones afectivas enfermizas de las cuales no quieren o no pueden escapar. Donde estar mal se convierte en una costumbre para la persona adicta a la relación, y de igual manera que cualquier otra adicción reconocida, son incapaces de dejarla o tenerla bajo control.
La persona que está apegada a otra, nunca está preparada para la pérdida, aunque ésta sea breve, porque no concibe la vida sin su fuente de seguridad. La necesita para que le defina la vida y, si la otra persona no responde como se espera de ella, la rabia narcisista que resulta es de proporciones descomunalmente exageradas.
Las razones del apego, son más profundas de lo que nos imaginamos y en su gran mayoría provienen de experiencias traumáticas a nivel afectivo del niño, donde el comportamiento cambiante e inconsistente de sus progenitores, le generaron inseguridad y poca autoestima hasta su vida adulta.
De manera más específica, podría decirse que detrás de todo apego hay miedo, miedo a una pérdida, a un abandono o a un rechazo. Por ejemplo, si soy incapaz de hacerme cargo de mí mismo, tendré temor a quedarme sólo, y me acoplaré a las fuentes de seguridad disponibles, representadas en distintas personas, las que usamos como muletas biológicas.

martes, enero 25, 2011

A PROPÓSITO DE AUTOESTIMA

A PROPÓSITO DE AUTOESTIMA

Ya ha quedado suficientemente de manifiesto la relación, el vínculo que hay entre los malos tratos y la autoestima. Esta monografía que he encontrado en una Guía de psicología nos lo viene a ratificar una vez mas. Copio el texto literalmente para que no pierda su esencia.
"La persona que se niega a ser ella misma no puede tener autoestima, porque sabe que es sólo una imagen. Cree que si es auténtica se quedará sola y tendrá que renunciar a ser aceptada y querida.
Sin embargo, en general la mayoría de las personas rechazan la falsedad de las máscaras y saben apreciar y valorar lo genuino.
Algunas mujeres creen que si demuestran realmente quienes son y revelan su potencial de inteligencia, no tienen oportunidad de recibir amor, pero una cosa es ser inteligente y auténtica y otra diferente es ufanarse de ello.
La autoestima no comienza con el amor que nos puedan brindar los demás sino con el amor que tenemos por nosotras mismas, que antes que nada, es un sentimiento de valoración, reconocimiento, consideración, admiración y respeto hacia la persona que somos.
Cuando iniciamos esa vuelta hacia nuestra interioridad y nos revelamos frente a nuestra conciencia como un ser digno de ser apreciado y amado, podemos acceder al reconocimiento y amor de los otros, que sólo responden con sensibilidad cuando se encuentran con un ser diferente y único, que está bien consigo mismo, que se siente seguro y en equilibrio.
Los problemas de relación, la falta de crecimiento personal y el no poder expresar lo que realmente sienten, ya sea por temor, vergüenza o para evitar el rechazo, es falta de autoestima.Si nos ponemos en el lugar del otro y nos miráramos desde afuera veríamos a alguien digno de amor y con el derecho de ser feliz.
En cambio, por ser inseguras, no tener convicciones firmes, no querer afrontar el compromiso con una postura personal y querer quedar bien con todo el mundo, tenemos que mendigar el amor.
Somos lo que creemos que somos y si estamos convencidos que tenemos que agradar a los demás más que a nosotros mismos seremos personas pasivas y complacientes, dispuestas a hacer sacrificios y a dejarse usar por los otros porque no han aprendido a poner límites ni a decir que no.
Todo lo que pensamos sobre nosotros mismos crea una imagen que nos obliga a actuar y a reaccionar para defenderla. Esa imagen, que nos esclaviza, es la máscara social que nos ponemos para los demás pero que sabemos muy bien que no es nuestro ser verdadero.
La máscara determina también nuestros valores, nuestros objetivos y cómo enfrentamos las circunstancias de la vida.
Esa máscara social puede llegar a tener éxito y hasta fama, pero en el fondo la persona puede creer que es un fraude, que su personaje no es él y que ha perdido la oportunidad de ser él mismo.
La autoestima es estar conforme con uno mismo, ser capaces de enfrentar los desafíos, lograr objetivos propios con la convicción de que somos merecedores de todo lo que obtenemos y queremos.
Tener autoestima es un signo de salud mental, ser capaz de vivir respetando las propias reglas y ser fiel a uno mismo, sin dejarse llevar por la opinión de la mayoría.
Si los padres contribuyeron de algún modo a desarrollar en sus hijos baja autoestima, existe la oportunidad de evaluar por si mismo quienes quieren ser y ser capaces de modificar antiguas estructuras basadas en opiniones ajenas, aunque sean las de los padres.
La autoestima permite ver el mundo desde una perspectiva positiva y optimista, porque lo verán no como perdedores sino como quienes tienen la oportunidad de creer que pueden ser felices, convirtiendo los problemas en desafíos y siendo capaces de hacer realidad cualquier proyecto.
La autoestima viene de adentro, no de afuera, porque los logros materiales pueden hacernos sentir bien por un momento pero no nos harán sentir más valiosos como personas.
El que necesita desesperadamente para ser feliz a las personas o a las cosas no está bien consigo mismo y tiene baja autoestima, porque se puede experimentar genuina felicidad también estando sola"
                                                                                                   VER MAS
                                                                                                           

sábado, enero 22, 2011

ESCLAVAS DE LAS MAFIAS DE LOS BURDELES, Noticias Red Feminista

ESCLAVAS DE LAS MAFIAS DE LOS BURDELES

Sufren las mismas secuelas que los torturados. Llegan a España soñando con prosperar, pero caen en manos de los carceleros de la trata.
La pesadilla de Mariam (nombre ficticio) comenzó en Brasil hace dos años. Acababa de cumplir los 18 y deseaba trabajar y ganar dinero para dejar de ser una carga para su modesta familia. «Me ofrecieron la posibilidad de un empleo en el servicio doméstico o en el sector de la hostelería en España, y no me lo pensé». Sin ella saberlo, había comenzado su calvario. En la agencia de viajes se encargaron de todo. Sacaron su billete, arreglaron su documentación y le buscaron alojamiento.
El final del viaje fue un club de carretera, en donde le requisaron el pasaporte, la aleccionaron con información falsa y le explicaron a lo que se iba a dedicar, bajo presiones y amenazas hacia ella y sus allegados. «La prostitución está prohibida en España. Si te pilla la Policía, te expulsará. No confíes en los agentes».
Entonces se enteró de la deuda que debía pagar a la organización que la había traído a nuestro país: 15.000 euros. Ello la obligaba a entregar, a partir de entonces, prácticamente todo lo que iba a obtener vendiendo sus favores sexuales. A pesar de que le dijeron cuál iba a ser su trabajo, jamás imaginó en qué condiciones lo iba a desarrollar ni que estuviera vigilada permanentemente por una mujer. «Ni siquiera sabía en qué ciudad estaba. Me quitaron el móvil. Me aislaron. No podía salir sola, hablar con nadie, ni siquiera con mi familia. Medían el tiempo que estaba con cada cliente... Hasta me decían cómo cortarme el cabello».
Éste es solo un ejemplo de cómo actúan las redes dedicadas a la trata de mujeres con fines de explotación sexual, algunas de las cuales son violadas o golpeadas por negarse a acatar los deseos de los mafiosos. Así lo explicó a ABC Rocío Mora, coordinadora de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (Apramp), entidad que lleva 25 años apoyando a estas féminas para que dejen ese mundo.

lunes, enero 03, 2011

EN EL NUEVO AÑO,

El año 2.010 se lleva tras de sí 71 mujeres asesinadas a manos de su pareja o expareja. Si a esto le añadimos que quedan varios casos en que no está finalizada la investigación, nos da como resultado uno de los años más dramáticos desde que, por parte de las instituciones, se contabiliza la violencia machista.
Eran mujeres normales, con nombres y apellidos, ciudadanas, como tu y como yo que no supieron o no pudieron librarse del yugo opresor y tiránico de un machismo muy violento.
Esto nos recuerda que no es suficiente con evocar a las víctimas con una lacito blanco de concienciación cada 25 de noviembre. Reivindicar la igualdad, la libertad y la no violencia, ha de ser una constante para cada una de nosotras, porque así será al mismo tiempo, un logro, un avance, para todas las mujeres.
¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO