miércoles, abril 19, 2017

LAS 7 REGLAS CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

IGUALDAD
La igualdad no es solo una palabra de moda.  La igualdad es un derecho. Por tanto, debe ser  una actitud ante la vida en general y en la pareja en particular.
Recuerda siempre que una cosa es que hombres y mujeres sean por naturaleza, diferentes y otra muy distinta que sean socialmente desiguales. 
En la relación de pareja hay que buscar  siempre,  el equilibrio.

AUTOESTIMA
Cultiva y trabaja tu autoestima personal como un valor fundamental que siempre ha de acompañarte. Una autoestima óptima y un saludable autoconcepto, serán sin lugar a dudas,  una de las mejores armas contra la violencia machista.

NO AL MACHISMO
El machismo es la semilla donde germinan los malos tratos a las mujeres. Hay manifestaciones machistas muy claras y manifiestas y hay otras soterradas, camufladas, disimuladas….son los llamados micromachismos.  A lo largo de tu vida te vas a encontrar con los dos. Identifícalos y recházalos siempre, vengan de donde vengan. 

NO A LA VIOLENCIA
La violencia es despreciable en cualquier situación, en cualquier caso, en cualquiera de sus manifestaciones, pero recuerda que la violencia hacia la mujer tiene características específicas, diferentes del resto de las violencias, que tienes el deber como mujer y como persona de conocer para identificarla y prevenirla y/o combatirla.

NO A LA CULPA 
La culpa es un sentimiento muy negativo y destructor. No permitas jamás que nadie te haga sentir culpable por nada. Recuerda que toda culpa espera un castigo, por eso, es uno de los sentimientos más potenciados por el maltratador.

VIVIR EN UN MUNDO REAL 
Vive y acepta con dignidad el mundo real en el que vives y considera un deber trabajar por mejorarlo y nunca olvides que las princesas y los príncipes solo habitan en los cuentos.
Que los sueños no nublen nunca tu capacidad de razonamiento.

PEDIR AYUDA 
Es la séptima regla. Si a pesar de todo lo anterior, te ves atrapada en esa especie de tela de araña del maltrato, de la que no puedes escapar sola, pide ayuda.  Hay situaciones muy complejas donde una mujer puede sentirse perdida, confundida, paralizada y en peligro. 
Busca ayuda, porque la salida siempre es posible. Solo hay que buscar la más adecuada a tu situación. 

Recuerda que el punto y final lo tienes que marcar tú. 


viernes, abril 07, 2017

EL MALTRATADOR, DEPENDIENTE POR EXCELENCIA

Mucho se ha hablado de la dependencia emocional de las mujeres maltratadas. Tanto que hemos obviado que si en este tipo de relaciones hay alguien dependiente, ese es, precisamente el maltratador.
El maltratador es el dependiente por excelencia. No solo no desea romper la relación, sino que mantener a la víctima a su lado es algo vital para él y siente un gran temor ante una posible pérdida. 
Necesita a la víctima para sobrevivir a su propia mediocridad, a su propio vacío interior y la necesita para reafirmarse como hombre, reafirmar su poder, reafirmar su dominio. Eso lo lleva a considerar una amenaza cualquier elemento externo por nimio que sea y lo lleva igualmente a buscar a la víctima desesperadamente para apropiarse de ella. 
Necesita no solo que esté a su lado, sino que necesita sentirla suya, sentirla como algo propio en el sentido más radical y enfermizo del término.
Una víctima es una mujer sometida, dominada, una mujer que ha sucumbido al poder del machismo y esto es lo que engrandece al maltratador, es su triunfo, es su victoria es lo que nutre su ego sin fondo, lo que refuerza su hombría, es lo que le da vida.  
Si hay algo que ofende y daña a un maltratador es que la mujer decida romper la relación. Esto supone para él una catástrofe emocional insuperable, una especie de atentado a su hombría que hace que se derrumbe toda su estructura machista y se sienta profundamente abochornado, humillado, reducido.  De ahí que siempre se oponga radicalmente al término de la relación.
La estrategia del maltratador es, por tanto, mantener a la mujer a su lado, si es preciso, por la fuerza, para seguir sometiéndola. A mayor resistencia de la víctima, mayor uso de la violencia.
El agresor incapaz de reconocer su propia debilidad, su vergonzosa dependencia. Normalmente invierte los términos de la situación y asegura que él debe estar ahí,  porque ella, una mujer sola, iría por la vida como oveja descarriada… y que “debe estar muy agradecida que lo encontró a él para poder aleccionarla,  corregirla y si es preciso,  castigarla y someterla y llevarla por el buen camino”, esto dicho con toda la autoridad y legitimidad que le otorga el machismo sostenido por la sociedad patriarcal. 

domingo, abril 02, 2017

RELOJ DE CAMPANA (canción para el empoderamiento femenino)

Reloj de campana tócame las horas
para que despierten las mujeres todas.
Porque si despiertan todas las mujeres
irán recobrando sus grandes poderes.
Reloj de campana tócame deprisa
para que despierten las sacerdotisas.
La que invoca tierra, la que invoca el agua,
la que invoca el fuego, la que invoca el aire
la que lleva ofrendas a su tierra madre.
Porque de sus hijas ella necesita
que canten y dancen llenas de contento
invocando siempre los cuatro elementos.

jueves, marzo 30, 2017

SIMONE DE BEAUVOIR

"Existen dos tipos de personas en el mundo: los seres humanos y las mujeres. Y cuando las mujeres tratan de comportarse como seres humanos, se les acusa de intentar ser hombres"           
                                                                                            SIMONE DE BEAUVOIR

domingo, marzo 26, 2017

CUANTO TIEMPO DURA EL MALTRATO?

Otra de las características del maltrato a la mujer es que este no suele terminar con el mero cese de la convivencia de la pareja,  ni con la separación/divorcio, ni con la denuncia, ni con una orden de alejamiento. Los malos tratos pueden continuar perpetrándose -de una u otra forma- a lo largo de muchos años  e incluso a lo largo de toda la vida. 
Es muy frecuente que las mujeres víctimas se pregunten una y otra vez ¿hasta cuándo? ¿Es que esto no tiene final? ¿Se cansará algún día?
Pero los malos tratos  no terminan fácilmente. Y no terminan porque no son una trayectoria ni un camino a recorrer, no un fin en sí mismos. Los malos tratos es el medio, el método que usa el agresor para imponer su criterio, su poder, su control y dominio y seguir así castigando la falta de obediencia a sus principios machistas; es la herramienta que usa para aleccionar a una mujer que él considera una cosa de su propiedad. 
Y cuando no lo puede llevar a cabo de manera directa, lo hace  a distancia a través de los hijos, familiares, amigos, compañeros de trabajo. Y si no puede hacer daño físico, será psicológico o económico o bien atentará contra su prestigio social. Pero mantener el maltrato -pese a todo- puede ser una constante. 
Y esto es así de una forma abierta o soterrada aun cuando los propios Tribunales de Justicia lo hayan condenado. El maltratador, tratará de encontrar una fisura por donde colarse en la vida de la víctima.  Y lo llevará a cabo siempre que pueda, pero además, con sorprendente naturalidad porque es algo para lo que se siente legitimado, algo que considera un derecho irrevocable.  
Su rígida estructura mental le impide ser de otra manera. “Necesita” imponerse sobre la mujer, necesita sentir que es capaz de dominarla y renovar así esa hombría que ella ha puesto en entredicho al romper la traza, el camino que él, como hombre,  había marcado. Es pues, una cuestión de honor patriarcal. 
“Tus lágrimas son mi vitamina”, decía un maltratador a su víctima. 
Como las alimañas, se nutre del poder que impone a través del miedo, de la sangre que succiona, del terror que siembra en torno a una víctima cada vez más pequeña, indefensa y frecuentemente incomprendida por una sociedad que todavía no ha aprendido todo sobre el maltrato.  Así, el dolor que genera garantiza su triunfo, su supervivencia, reafirma su poder. 
Se dice que el miedo de la víctima es proporcional al temor que sufriría el agresor por la ruptura, por la pérdida.
Todo esto se recrudece en el caso de los perversos narcisistas, donde a través del acoso el maltrato puede alcanzar cotas insospechadas y muy dañinas.

Y son estos unos hechos que, al menos para el maltratador no admiten cambios.

domingo, marzo 19, 2017

MACHISMO TECNOLÓGICO

http://www.20minutos.es/noticia/2988719/0/samantha-muneca-sexual-inteligencia-artificial-orgasmo/

Lo anuncian como un avance tecnológico cuando no es más que la nueva modalidad de denigración a la mujer y muchas veces una nueva versión de la prostitución. De hecho, ya han instalado en Barcelona el primer burdel con muñecas prostitutas. 
Así es el patriarcado: siempre buscando nuevas fórmulas, nuevas vías de manifestación de poder y superioridad sobre la mujer.
Porque no nos confundamos. No se trata de un artilugio electrónico cualquiera, es una muñeca que representa a la mujer, es una atractiva figura femenina al más puro estilo patriarcal.  Es un símbolo. Es una creación machista porque es Una mujer diez, sin dejar de ser un cero a la izquierda. Y tal como dice su creador “todo el mundo sabe a la primera para qué sirve”.
Es la ciencia al servicio de la ideología machista, despreciable y ruin por mucho que se disfrace.
En esta ocasión, la tecnología ofrece una respuesta ideal pero no a los hombres, sino  a individuos asociales y machistas babosos, perversos, depredadores sexuales y depravados y otros desesperados que andan a la búsqueda del autoconvencimiento de su propia hombría de la que, -digo yo- debe tener muchas dudas.

ENTRADAS MAS POPULARES EN LA ÚLTIMA SEMANA

ARCHIVO CRONOLÓGICO